May 2021 — ‘The Art of Beauty’ SS21

— Print Issue

Where Beauty And Fashion Meet

H24 de Hermès: la fragancia que mezcla naturaleza y tecnología

H24 de Hermès: la fragancia masculina que mezcla naturaleza y tecnología

Carla Díaz Katsicas

Así es el aroma que expresa al hombre contemporáneo visto por firma francesa.

El universo masculino ofrece infinitas variaciones. Una emoción que Christine Nagel, perfumista de Hermès, ha explorado para crear este nuevo emblema de la perfumería de la firma francesa. Nagel tuvo que recurrir a otras vías menos previsibles y alejarse de las notas amaderadas convencionales. ¿El objetivo? Innovar, inventar y no encerrar al hombre en una única identidad. Esta fragancia fue diseñada a través de la observación del trabajo de Véronique Nichanian, directora artística del universo masculino de Hermès.

Ambas comparten el amor por la fluidez, las proporciones exactas y los materiales. La perfumista es una auténtica virtuosa de los volúmenes y ha texturizado su materia prima hasta el punto de dar la inquietante impresión de poder rozarla con los dedos.

LEE MÁS: Aceites esenciales que funcionan como perfume

La esencia de H24 de Hermès

Todo comenzó con una nota aromática y vegetal. Para apropiarse de ella sin caer en la reiteración, la creadora eligió la salvia esclarea, con matices de heno, hierba cortada y un fondo ambarino ligeramente animal muy distintivo. Dado que el deseo es vegetal, ¿por qué no incorporar esta vez una flor? Pero no una cualquiera, sino una enigmática, cautivadora y asonante. Una flor que, en realidad, no lo parezca. El absoluto del narciso tiene un característico perfil verde, crujiente y dinámico, exhala recuerdos nocturnos de tabaco.

Christine Nagel lo suavizó, sin despojarlo de su carácter vivo y eléctrico, al destilarlo junto con otro material. ¿Cuál? El sueño se reserva su parte de misterio. Como terreno de juego, el perfumista cuenta con la inventiva y, asimismo, cultiva de buen grado un gusto por la hibridación audaz entre la naturaleza y la innovación. Esta inclinación la ha empujado a interesarse por las biotecnologías que permiten producir nuevas moléculas a partir de reacciones enzimáticas naturales y ecorresponsables.

La tercera pieza de este rompecabezas de simetría perfecta es la esencia de palisandro —que nada tiene que ver con la rosa, a pesar de su nombre en francés bois de rose—, extraída de un árbol silvestre sudamericano. Esta materia singular posee el don de enloquecer a los más fanáticos según la mitología que la precede. Originario de Perú, este componente fue seleccionado por su frescor vegetal simple y natural. La partitura se remata con una molécula futurista: el esclareno. Este cuerpo fragante, al principio verde y terroso, desarrolla enseguida su sensual aroma de hierro candente. Confiere a la composición su vibración metálica, un máximo de voluptuosidad y establece el vínculo con el mundo del prêt-à-porter masculino de Hermès, al evocar el aroma embriagador de sus talleres.

LEE MÁS: ‘Fragrance Layering’: probamos estas combinaciones

«Me gusta recurrir a materias primas naturales muy clásicas y trabajarlas con tecnologías que les aporten nuevos acabados y texturas».

— Christine Nagel

Sobre el frasco

Para custodiarlo, se impuso un frasco desafiante, una auténtica proeza de la cristalería de formas esenciales. Este objeto de líneas aerodinámicas, diseñado por Philippe Mouquet, encarna el ímpetu y la energía del hombre contemporáneo. La forma de este frasco recargable semeja haber sido transformada por la presión de una mano invisible. El estuche de papel 100% reciclado y reciclable hace referencia a la composición: gris mineral, adornado con una franja verde lima que define y, al mismo tiempo, se abre a una nueva dimensión, más allá de las líneas.

DESCUBRE: Las claves para fijar el aroma de tu perfume

Imágenes: Cortesía de la marca