Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Tonifícate en tiempo récord

Si tienes una agenda muy ocupada, pero aún así buscas un cuerpo ideal, te damos algunos tips para que te tonifiques rápidamente y puedas presumir tu cuerpo.

Haz ejercicio cuatro días a la semana

No es necesario hacer ejercicio todos los días, la clave está en combinar ejercicios de fuerza y cardio con días de descanso, ya que la recuperación es lo que construye los músculos. Realiza sesiones de fuerza 2 días a la semana, cada una de 45 minutos, haciendo movimientos como lagartijas, sentadillas y levantamiento de peso. Apóyate en instrumentos como kettlebells, pesas y las cuerdas de TRX. Puedes aumentar el peso poco a poco, así construyes resistencia y no te lastimas en el intento.
En cuanto a tu entrenamiento de cardio, procura correr, hacer spinning, nadar o realizar una actividad que acelere tu ritmo cardiaco por 30 minutos, dos días a la semana. Si tienes menos tiempo, entrena con una rutina de HIIT que te haga sudar y quemar calorías durante 15-20 minutos. Puede ser una mezcla de burpees, jumping jacks, mountain climbers y saltar la cuerda.

Varía la velocidad

Cuando estés cargando pesas y haciendo abdominales no lo hagas demasiado rápido, tómate tu tiempo y hazlo con dedicación. Más vale hacer 10 repeticiones bien ejecutadas, que 20 flojas y mal hechas. Levantar pesas con movimiento lento quema más calorías, te tonifica más rápido, protege la densidad de los huesos y evita que te lastimes. 

Cuida tu alimentación

Lo que comes antes y después de hacer ejercicio es muy importante para marcar los músculos. Antes del entrenamiento, tienes que estar muy bien hidratada, además de no ir con el estómago vacío. Come un pequeño snack como una fruta o una barrita de granola. Los carbohidratos de estos alimentos te darán la energía necesaria para tener un workout exitoso. Si es tu día de entrenamiento con pesas, puedes comer un snack rico en proteína, como yoghurt griego, que protegerá a tus músculos.
De 30-90 minutos después de terminar, asegúrate de comer una comida balanceada que incluya proteína, carbohidratos y grasas, así como tomar suficiente agua para evitar la deshidratación. Algunas ideas para tu comida post workout son un omelette con verduras, rollitos de jamón con queso o una rebanada de pan integral con aguacate. Si tienes antojo de algo dulce, puedes comer dos rice cakes con peanut butter y plátano o un smoothie de espinaca con leche de almendra y fruta.

Sé parte de nuestra comunidad