Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Té verde vs. Matcha ¿Cuál es la verdadera diferencia?

Has escuchado de la inclusión de estos ‘superfoods’ en todo tipo de productos; desde postres, hasta productos de ‘skincare’. Y aunque provienen del mismo lugar, son completamente distintos. ¿Será uno mejor que el otro?

 

En la antigüedad, los usos de estos ingredientes, eran exclusivos para los monjes japoneses, quienes lo consumían durante sus sesiones de meditación. Se consumían en ese momento porque aseguraban que una tasa de cualquiera de estos dos elementos podría ayudar a desintoxicar el cuerpo durante los procesos de meditación.

Tiempo después se empezaron a utilizar en rituales ceremoniales, ya que se consideraba atraían la armonía y pureza al cuerpo. Y es así que ahora en la actualidad que se han descubierto sus grandes aportaciones al cuerpo humano y al organismo en cuanto a salud, los podemos encontrar en todos lados, desde comida hasta en productos cosméticos.

Éstos dos componentes, provienen de la hoja de la planta Camellia Sinesis, la especie que se utiliza para obtener el té verde. Pero sus propiedades nutricionales, su sabor, textura, obtención y preparación son lo que los hacen diferentes.

Empezando por su obtención, el té matcha se prepara triturando por completo la hoja completa de la planta y quitando impurezas. Así es como se consigue ese perfecto polvo verde que todos conocemos. En cambio, el té verde convencional se adquiere por la infusión de agua caliente con fragmentos de la hoja. Siendo el té común que todos conocemos y que ahora se puede encontrar en muchos productos como mascarillas, tratamientos, sueros y limpiadores faciales, gracias a todos sus maravillosos activos.

Por sus propiedades nutricionales, una taza de té matcha, equivale a diez tazas de infusión de té verde. Ya que, este concentrado ancestral, quema 25% más calorías en el cuerpo, además de su alto contenido de aminoácidos y antioxidantes poderosos. Sin embargo, el té verde mejora la salud del hígado y lo desintoxica.

En cuanto al sabor, es fácil distinguirlos. Las infusiones puras, son de sabor más amargo y no producen espuma. A diferencia del matcha puro, que tiene un sabor completamente dulce, es por eso que se utiliza mucho en la gastronomía. Incluso, la textura del matcha puede llegar a ser mucho más cremosa y suave que la del té verde convencional.

Por otro lado, los dos son excelentes aliados en cuanto a tratamientos para la piel, la purifican y liberan al cuerpo de toxinas. Son excelentes para complementarlos con una dieta balanceada, servirán para ayudar a acelerar el metabolismo y a suprimir el hambre, además de que son excelentes enriquecedores de vitaminas y antioxidantes, ideales para la piel y la prevención de líneas de expresión.

Sin duda, estas dos sustancias antiguas tienen un sinfín de beneficios, prueba el que más te guste y aprovecha de todas sus propiedades.

 

Fotografías: Pinterest