¡Tu sesión de ‘workout’ podría estar dañando tu pelo!

Una de las actividades más importantes en tu régimen de belleza es el cuidado del pelo. Constantemente buscamos los cortes y colores más innovadores, los mejores productos de estilizado y los mejores tratamientos capilares. Pero hay algo con lo que lo puedes estar maltratando sin darte cuenta: el gimnasio.

No estamos diciendo que ejercitarte sea la causa de los problemas que pueda haber en tu pelo, pero la forma en que lo cuidas antes, durante y después de tu rutina podría estar causando estragos en él maltratándolo.

El sudor es una combinación de agua y sales que pueden resecar tu cuero cabelludo e impedir el crecimiento, también puede provocar un desvanecimiento más rápido del tinte. La combinación del sudor, la forma en que lo peinas y los productos que utilizas, pueden contribuir a que cambie la textura y la hidratación del pelo.

Para seguir ejercitándote sin preocupaciones y tan seguido como tú quieras, te damos los mejores tips para que tu pelo siga teniendo un look increíble.

Pre-workout

Prepara tu pelo. Antes de tu rutina de ejercicio aplica un poco de shampoo en seco. Esto creará una barrera entre tu pelo y el sudor, además previene que haya un exceso de éste y tu pelo se ensucie de más.

Perfect Hair Day Dry Shampoo de Living Proof 

Durante:

Evita usar peinados muy apretados. Lo principal es mantener el pelo fuera de la cara y el cuello, sin embargo usar coletas, chongos o trenzas muy apretadas hacen que tu pelo se maltrate y se quiebre más rápido. Puedes utilizar los mismo peinados, pero con ayuda de bandas especiales para hacer ejercicio y hair ties con las que puedes moderar que tan apretado o suelta la quieres. De ésta forma mantienes todo el pelo en su lugar sin tensarlo sin maltratarlo. Si te ejercitas al aire libre, también debes protegerlo de los rayos del sol, ya que tu cuero cabelludo es igual de sensible que el resto de tu piel.

Phyto Plage Protective Sun Veil de Phyto

Elásticos para el pelo de Sephora 

 

Post-workout:

Generalmente después de una sesión intensa de ejercicio, lo primero que haces es bañarte y lavar tu pelo rigurosamente para deshacerte de cualquier rastro de sudor y suciedad. El problema surge cuándo repites ésta rutina más de cuatro días seguidos, ya que al utilizar shampoo tan seguido cuando todavía hay rastros de sudor en el pelo, solo lo va a resecar más. Si vas a ir al gimnasio diario, alterna los días en que usas shampoo y los otros, solo enjuaga tu pelo con agua tibia y con un poco de acondicionador en las puntas. Si ésta idea no te convence, puedes usar dry shampoo o un spray refrescante. De esta manera se absorberá el exceso aceite y sudor sin secar tu pelo.

Botanical Boost Refreshing Spray de Ouidad 

Fotografías: Pinterest