Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Optimiza tu rutina de cardio para quemar más grasa

Hacer ejercicio es una excelente forma de liberar estrés, cuidar tu cuerpo y por supuesto, bajar de peso. Pero a veces parece que por más cardio que hacemos, no perdemos ni un solo gramo y esto puede ser muy frustrante.

Para sacarle el mayor provecho a tu rutina de cardio y quemar grasa más rápido, sigue estos cinco consejos.

1. Haz un warm up antes del cardio

Al calentar los músculos, preparas al cuerpo para realizar un workout con más eficiencia, lo que te permite quemar más calorías. Puedes hacer un calentamiento de cardio ligero como caminar rápido o trotar durante 10 minutos para que tu cuerpo comience a sudar y se prepare para el entrenamiento.

2. Haz High-Intensity Interval Training dos días a la semana

Aunque entrenar durante 30-60 minutos ayuda a quemar calorías, ya sea corriendo, saltando la cuerda o realizando cualquier tipo de cardio, la mejor forma de quemar grasa y acelerar tu metabolismo es haciendo intervalos. Para hacer HIIT debes acelerar el ejercicio un 90-95% más de lo normal (por ejemplo, si te gusta correr en la caminadora, aumenta la velocidad hasta alcanzar 11 km/h y corre a esa velocidad por 60 segundos), llegando casi al extremo, durante 1 minuto para después descansar 30 segundos. Repite cada ciclo entre 6 y 8 veces.

3. Cambia tu entrenamiento

Intenta cambiar de actividad cada dos semanas ya que el cuerpo se acostumbra al entrenamiento que realizas y empieza a quemar menos calorías. Si le das un shock al cuerpo con diferentes entrenamientos que representen un reto, quemarás grasa de forma más eficiente.

 

4. Incluye strength training en tu rutina

No, hacer pesas no te hará bulky ni mucho menos “gorda”. Al contrario, los ejercicios de levantar peso ayudan a crecer los músculos, quemar más calorías durante el día y deshacerte de esa grasa tan odiada. Procura realizar algún tipo de entrenamiento con peso dos días a la semana.

5. No olvides estirar

Aunque no lo parezca, el estiramiento del final es tan importante como el resto del workout, ya que una sesión de stretching puede aumentar tu fuerza y rendimiento un 19%, además de prevenir dolores o calambres. Puedes realizar posturas de yoga como el perro invertido o el saludo al sol, así como estiramientos de cadera, brazos y espalda.