Matcha, el ingrediente que estabas buscando para tu piel

Sin duda este especial componente asiático ya lo podemos encontrar en todo tipo de alimentos, suplementos y postres. Se ha vuelto muy popular por sus propiedades. Pero, ¿sabías que también puedes aplicarlo en tu piel?

 

Este producto, por su preparación y extracción, sabemos que contiene muchas más propiedades que el té verde convencional. Conocemos que dentro de sus beneficios al consumirlo podemos encontrar que acelera el metabolismo y ayuda a la quema de grasa, es una fuente de energía natural por su contenido de cafeína, entre otros.

Este maravilloso antioxidante al aplicarse en la piel, la desintoxica. Los nutrientes que se absorben, ayudan a protegerla de la radiación UV, ayudando a retrasar el envejecimiento. Utilizarla en el cutis, ayuda desaparecer el enrojecimiento en cualquier tipo de tez. Por su gran contenido de vitamina C, se vuelve perfecto para evitar irritaciones futuras en la piel y es el antiinflamatorio ideal; incluso puede ser un excelente aliado para la rosácea y el acné.

Así mismo, dentro de sus utilidades podemos encontrar que estimula la elasticidad y la producción de colágeno, evitando la aparición de arrugas y manchas a largo plazo.

Pruébalo en mascarillas, cremas y arcillas puras o que contengan una mezcla con miel de abeja, yoghurt o manzanilla. Se recomienda aplicarlo una vez cada semana durante 40 minutos para así ver un cambio considerable en la piel.

 

Fotografías: Pinterest