Tu próxima date: disfrutar de hacer ejercicio en pareja

No es raro subir algunos kilos cuando empiezas una relación. Claro, vas más a cenar, quieres probar platillos nuevos, prefieres ver películas juntos que ir a pilates y en general, puedes caer en la comodidad. Pero estar con alguien no debería ser excusa para dejar de cuidarte. De hecho, podría ser la date más divertida hasta ahora.
Te compartimos algunas de las razones por las cuales tu próxima sweat session debería de ser con tu pareja:

 

No puedes fallar

Si eres la más comprometida con el ejercicio por tu cuenta, ¡felicidades! Si te cuesta trabajo y al final te quedas viendo Netflix, tener que rendirle cuentas a alguien más puede ser la mejor motivación. ¿Dejarías plantado a alguien que depende de ti para hacer su rutina?

 

Haz más efectiva tu rutina

Primero que nada, dos siempre es mejor que uno. Puedes hacer una infinidad de nuevas posiciones (como usar a tu pareja de resistencia) y ejercicios (como el acro-yoga).

Pero más importante, está comprobado que la presencia de alguien más mientras te ejercitas afecta tu desempeño de manera positiva. Por más cómoda que te haga sentir esa persona, saldrá tu lado competitivo y querrás hacer mejor las cosas.

 

Mejora tu vida en pareja

Compartir los altos y bajos los mantendrá más unidos que nunca. Al final de todo, están compartiendo una experiencia y es la oportunidad perfecta para demostrar no sólo tu compromiso hacia la otra persona, sino el apoyo incondicional para ayudarla a alcanzar sus metas.

 

Las mejores dates de tu vida

Por último, piensa en todos los nuevos planes que podrán hacer juntos. Si siempre les ha dado curiosidad un triatlón, pueden entrenar en pareja o hacerlo en relevos; explorar nuevos lugares con caminatas largas; ir a desayunar después de salir a correr… Las opciones son infinitas. Encuentra la que más les gusta a ti y a esa persona especial en tu vida.