El entrenamiento secreto de las top models

No por nada los pilates se han convertido en una de las actividades físicas esenciales para ponerse en forma. Modelos como Karlie Kloss y Alessandra Ambrosio se declaran fanáticas de esta disciplina, practicándola varias veces a la semana. Cualquiera puede beneficiarse de las bondades de hacer pilates ya que los diferentes niveles se adaptan a las necesidades y habilidades de cada persona. Existen dos maneras de practicarlo, en el suelo o en reformer, ambas excelentes formas para tonificar al cuerpo. En palabras del creador, Joseph Pilates, en 10 sesiones sentirás la diferencia, en 20 verás la diferencia y en 30 estarás en el camino a un cuerpo nuevo”. Para acabar de convencerte, sigue leyendo y descubre todas las ventajas de esta disciplina.

Ayuda a conectar tu mente con el cuerpo

Al enfocarte en respirar, alinear la pelvis con la columna y moverte con fluidez y suavidad, automáticamente tu mente se conecta con tu cuerpo y te vuelves muy consciente de él. Aprendes a controlar los movimientos y a realizarlos adecuadamente, ya que en pilates, la calidad de los ejercicios vale más que la cantidad de repeticiones. Respirar correctamente es básico en este ejercicio y su práctica ayuda a liberar estrés y controlar la ansiedad.

Fortalece tu core y espalda

Todos los movimientos de pilates surgen de la fuerza en los abdominales o el core. Su práctica endurece y desarrolla los músculos abdominales y los tonifica eficazmente. El control del core involucra cuidar la postura y la espalda, ya que al “meter el ombligo”, activas los músculos de la columna y la pelvis.

Alarga y adelgaza los músculos

La mayoría de los entrenamientos de fuerza se basan en levantar peso para tonificar y a veces pueden formar músculos cortos y poco flexibles. En cambio, en pilates trabajas con tu propio peso, alargando al cuerpo y moldeando músculos largos, delgados y fuertes, lo que aumenta la flexibilidad y evita lesiones.

Es ideal para complementar otros entrenamientos

La rutina de fitness ideal incluye cardio y tonificación. Pilates es el complemento ideal para aquellas personas que practican actividades como running o spinning ya que es una disciplina que trabaja con todo el cuerpo y lo ayuda a recuperarse de lesiones o dolores causados por otro entrenamiento. Ayuda a quemar calorías y fortalecer el core, además de mejorar tu rendimiento en cualquier otro deporte.

Mejora la coordinación y la postura

Al trabajar los músculos de la espalda y el abdomen y fortalecer las lumbares, automáticamente tu postura mejorará. Tras unas sesiones notarás que tu espalda y abdomen están más fuertes y que caminarás más erguida. En pilates, muchos movimientos están basados en el equilibrio, obligándote a mejorar tu concentración y estar más consciente de tu cuerpo.