Te decimos que comer para antes y después de tu workout favorito

Cuando pensamos en el gym o en cualquier tipo de ejercicio que vayamos a realizar, hay ciertas preguntas que nos hacemos frecuentemente, como: ¿cuántas calorías voy a quemar? o ¿en cuánto tiempo voy a bajar de peso? Sin embargo, con muy pocas las veces que nos preguntamos si lo que estamos comiendo es lo adecuado para obtener los mejores resultados.

 

¡Es muy importante saber qué comer! No ingerir los alimentos adecuados antes de tu workout pueden hacer que te canses más y que no rindas igual. Además, no comer lo suficiente, puede provocar mareos, descompensaciones y pérdida de masa muscular ya que tu cuerpo empieza a extraer la proteína del músculo en lugar de los riñones y el hígado –donde el cuerpo normalmente busca proteínas–. Cuando esto sucede, se pierde masa muscular, lo que puede alentar tu metabolismo y hacer más difícil que pierdas peso.

 

Las comidas para después del ejercicio son igual de importantes. Cuándo te ejercitas tu cuerpo utiliza las reservas de energía de tu cuerpo. Comer o tomar una combinación de carbohidratos y proteína hasta una hora después de tu workout ayudará a que tus músculos se recuperen y que tu metabolismo siga quemando grasa.  

 

Sólo recuerda que el menú puede variar dependiendo el tipo de ejercicio que realices.

 

Ejercicio de intervalos de alta intensidad/HIIT Training:

Como lo dice su nombre, éste es un ejercicio intenso lo que significa que la energía que necesitas antes de realizarlo es sumamente importante.

Pre: Los carbohidratos y proteínas antes de hacer HIIT training te darán un boost de energía sin hacerte sentir demasiado llena. Las semillas y nueces son excelentes fuentes de estos dos suplementos y son fáciles de digerir, lo que le ahorrará energía de digestión a tu cuerpo y tú te sentirás más cómoda durante tu entrenamiento.

 

Post: La mejor comida de recuperación en este tipo de ejercicio es la proteína para que tus músculos se recuperen y se tonifiquen. Realmente vas a poder ver los resultados de tu esfuerzo.

 

Yoga:

Pre: Cuando haces Yoga es importante sentirte bien ya que hacer ciertas posiciones, si te sientes indigesta, puede no ser la mejor combinación. Intenta comer al menos una hora y media antes de tu clase. Lo mejor es que solo tomes agua sola o de coco que contiene electrolitos que puedes perder durante la sesión. De esta manera tu sistema digestivo no te traicionará y podrás llegar a un estado zen durante tu clase.

 

Post: Es importante que sigas hidratándote, es recomendable comer algo light para que tu cuerpo no se sienta recargado por exceso de comida y pueda seguir en el estado zen al que lograste llegar en tu clase. Te sugerimos tomarte un smoothie de apio, manzana, pera, y plátano. Además de tener un gran sabor está lleno de aminoácidos, carbohidratos y vitaminas. También puedes probar una mezcla de verduras crudas como zanahoria y pepinos que te saciarán pero te harán sentir ligera.

 

 

 

Entrenamiento de fuerza:

Pre: Este tipo de entrenamiento es muy parecido a HIIT training pero con un menor nivel de intensidad. Sin embargo, la comida recomendable para antes de entrenar es muy similar, las mejores opciones son alimentos ricos en fibras, carbohidratos y potasio.

Post: Comer proteína después de una sesión de entrenamiento de fuerza es básico ya que ayuda a sanar y reparar los músculos para que estos puedan crecer o tonificarse. Puedes tomar un licuado de proteína en polvo, leche de almendras, Chía y cualquier fruta de tu elección. Las semillas de Chía son ricas en Omega 3 y minerales, lo que mantiene a tu metabolismo trabajando horas después de haber acabado tu sesión de ejercicio.

 

 

 

 

 

Correr y Spinning:

Pre: Un snack ideal antes de tu workout es un pan tostado con aguacate, esto le dará a tu cuerpo proteínas y carbohidratos para poder quemarlos.

 

Post: Después debes hidratarte con bebidas que contengan electrolitos. Además, tu cuerpo necesitará recuperar los nutrientes que pierdes al ejercitarte con una comida completa pero balanceada que contenga proteína, vegetales y carbohidratos que más tarde puedes acompañar con una fruta.

 

 

Recuerda que además de buscar los mejores resultados físicos de tu workout, lo principal es mantener un estilo de vida sano con una dieta balanceada y nutritiva para que puedas dar lo mejor de ti todos los días.