Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

¿La nueva manera de perder peso? ¡Envolverte!

Ésta, verdaderamente, es una sweat sesh. Se trata de lo último para bajar de peso, la rutina de bienestar que celebs como Selena Gomez, Rooney Mara y Demi Moore utilizan para complementar su workout. ¿Cómo? Con sesiones de aproximadamente 45 minutos en donde la rutina consta en acostarse, relajarse y sudar. 

 

Envuelta como burrito

Lugares como Shape House en Los Ángeles o Sundrata Wellness Zone en la Ciudad de México, ofrecen a sus clientes tecnología de luz infrarroja que proporciona un calor profundo y penetrante –el cual calienta el cuerpo de adentro hacia afuera. El calor hará todo el trabajo para generar este sudor profundamente limpiador mientras descansas envuelta cómodamente en una cama y te pones al día con tu programa favorito.

Créditos: @shapehouse

 

¿Por qué sudar?

Básicamente, ayudará a que elimines todo lo malo que retiene tu cuerpo. Aunque perderás peso en agua, estarás quemando aproximadamente 1,000 calorías por sesión y eliminando toxinas, lo cual ayudará a reducir medidas y quemar grasa. Los beneficios no acaban ahí, ayudará a regular tu sueño para que descanses mejor y, según Selena Gómez, incluso puede ayudar con el acné.

Créditos: @Sundrata

 

TIP: Es importante que acabando la sesión, no esperes mucho tiempo para bañarte. ¡Lee aquí por qué!

 

 

La clave es la hidratación

Si no te consideras buena para tomar agua durante el día, olvídate de este tratamiento. Tu cuerpo utiliza agua para eliminar las toxinas y otro material de desecho, así que es importante reponer la que pierdes durante el proceso. Mientras más hidratado esté tu cuerpo, más productiva será la sesión.

 

No es sustituto del ejercicio

¡Es más bien un complemento! Realizar actividad física aproximadamente 3 veces a la semana es excelente para tu salud, pero puedes complementar tus sesiones de ejercicio con ésta una vez por semana para realmente ver resultados.

 

Las celebs ya lo hacen, ¿tú te atreves?