Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

¿Sabías que estas son las semillas que tu cuerpo necesita?

Diferentes tipos de semillas se han convertido en el ingrediente clave de cualquier dieta healthy. Descubre los mejores beneficios y formas de uso de estas semillas multi benéficas que no pueden faltar en tu dieta.

En los últimos años se ha popularizado el término de Super Foods. Alimentos cien por ciento naturales que contienen un alto contenido de nutrientes esenciales y antioxidantes. Las semillas forman parte de este grupo, ya que a pesar de que se ingieren en pequeñas cantidades, pueden tener enormes beneficios en tu cuerpo. Conoce todas las propiedades de estos ingredientes y las formas en las que puedes implementarlas en tu dieta. 

Chía

Las semillas de Chía provienen de un planta herbácea llamada Salvia hispánica. Es una gran fuente de proteína y de nutrientes. Contienen grasas saludables como Omega 3 y fibra, y componentes nutricionales como magnesio y fósforo, zinc, potasio y vitaminas B1, B2 y B3. Son ideales para complementar dietas que tienen un aporte proteico bajo.

¿Cómo usarlas? 

Las semillas de Chía tienen un sabor neutro que es casi imposible de identificar. Por lo mismo es muy fácil incorporarlas a cualquier tipo de platillo en tu dieta. Lo ideal es sumergir las semillas en agua, jugos o smoothies, cuando agregas líquidos a las semillas, crean una especie de gelatina que facilita la absorción de los nutrientes en el cuerpo. La Chía es una semilla versátil que puedes utilizar en platillos dulces o salados sin alterar el sabor de la comida.

Lino

Las semillas de lino se obtienen de la planta de lino, misma que es utilizada para extraer el tejido para crear textiles. Son perfectas para ayudarte a controlar tu peso y regular el tránsito intestinal gracias a su alto contenido de micronutrientes y fibra. Las semillas de lino también son ricas en magnesio, vitamina B1, y Omega 3, que fortalecen las uñas y el pelo además de ayudar a reducir el colesterol. 

¿Cómo Usarlas? 

Estas semillas también tienen un sabor muy ligero, y son un excelente sustituto de los granos que contienen gluten. Por esto son ideales para usar en repostería o como base para cualquier tipo de masas y pastas. Puedes tomarlas enteras o molerlas para espolvorear sobre cualquier platillo o licuado.

Sésamo

Estas semillas son provenientes de una planta originaria de India y África. Son aclamadas en el universo healthy por su alto contenido en grasas insaturadas como Omega 3, proteína, calcio y vitaminas. Son perfectas para complementar cualquier dieta.

¿Cómo usarlas? 

Las puedes comer crudas o tostadas para intensificar su sabor. Puedes agregar las semillas de Sésamo como topping en yoghurts o ensaladas, o utilizarlas como un ingrediente complementario en platos de arroz, o filetes a la plancha.

Calabaza 

 Las semillas de calabaza tienen un alto contenido en nutrientes, calcio, magnesio, fibra, y Omega 3 y 6. También son una fuente rica en vitamina A y antioxidantes, por lo que son un gran alimento contra el envejecimiento.

¿Cómo usarlas?

 Si quieres obtener un sabor semi-dulce, ingiérelas en estado crudo directamente de la calabaza. Puedes licuarlas y hacer crema con verduras o como condimento en ensaladas. Otra opción es hornearlas o saltearlas para potenciar su sabor, y agregarlas a platos dulces o salados.

Amapola

 Las semillas de amapola se han vuelto protagonistas en la cocina healthy de los últimos meses, sobre todo en platillos dulce y horneados. Las semillas de amapola tienen un alto contenido en vitaminas: contienen una importante cantidad de vitamina B2, B3, B5 y B6 y de vitamina C; pero, además, tienen un 20% de vitamina E, por lo que es un excelente antioxidante, que ayuda al sistema inmunológico.

¿Cómo usarlas?

 Lo más común es incorporar estas semillas a recetas horneadas, como panes, panqués, galletas o cualquier tipo de masa. Sin embargo, también puedes utilizarlas en cremas y ensaladas para darles un toque dulce.

 

Fotografías: Istock