Cover-lbeaute-agosto-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

El ABC de la operación bikini

Optimiza tu energía y aumenta las probabilidades de éxito. Llegar al verano con un cuerpo de 10 se vuelve más posible que nunca. Aquí el paso a paso.

Por Natalie Epelstein

Hay tres pilares personalizados, que combinados con disciplina y constancia, se convierten en la fórmula perfecta para conseguir el ‘cuerpo ideal’ para estas vacaciones. Con este término no nos referimos a bajar drásticamente de peso ni lucir totalmente distinta a lo que lo haces hoy en día, sino por el contrario, a lucir sana y fuerte. Bella por dentro y por fuera, tu mejor versión posible. Lo importante es no dejar nada al azar y tomar cartas en el asunto mínimo ocho semanas antes de las vacaciones para garantizar los mejores resultados posibles.

LEE MÁS: Adiós al ‘bloating’ con 5 alimentos

Pero, ¿cuáles son los tres pilares antes mencionados? Uno: entrenamiento fitness personalizado y por objetivos. Dos: consultas periódicamente al nutriólogo. Y tres: sesiones de fisioterapia o tratamientos reductores y reafirmantes. Antes de comenzar la misión, es de suma importancia tener clara la situación y ser realistas al establecer las metas, pues si se fijan objetivos inalcanzables, todo el proceso resultará insatisfactorio y frustrante.

Lo segundo a tomar en cuenta es la inspiración. Son dos meses en los que la intención será sacar la mejor versión de tí, así que busca actividades, música y gente que promueva tu propósito. No se trata de cambiar tu vida 180 grados, sino de encontrar un balance y buscar la forma de mantenerse on track. Una buena opción siempre es el feed que aparece en las redes sociales. Probablemente las cuentas de confort food ilustran tu navegador y hacen la vida un poco más disfrutable, pero es momento de seguir cuentas que se alineen con tu nuevo objetivo. Además, seguro encontrarás recetas deliciosas, y diferentes tips que harán del reto bikini un proceso bastante amigable. 

El ABC de la operación bikini

Por último y antes de adentrarnos a profundidad, no podemos dejar de hablar de un punto muy importante y que aveces suele olvidarse: cuidar el cuerpo por fuera. El clima, el ejercicio y el ambiente dañan la piel si no la cuidamos adecuadamente. Antes de bañarte realiza una sesión correcta de cepillado en seco, para exfoliar, disminuir la celulitis y promover una mejor circulación en tu cuerpo. Basta dar un suave masaje de tres minutos con el cepillo de cerdas naturales, siempre cuidando que la dirección sea de abajo hacia arriba. Posteriormente, al salir de bañar después de tus entrenamientos, utiliza productos que protejan y reparen la piel. Cuidándola notarás antes los beneficios del ejercicio en tu cuerpo.

Entrenamiento ‘fitness’ personalizado

Los milagros no existen, pero tenemos buenas noticias: todavía estás a tiempo de tonificar –y adelgazar– las zonas conflictivas y lucir espectacular esta temporada de vacaciones. Lo ideal para mantenerse sana y en forma, claro está, es incorporar una buena rutina de ejercicio todos los días del año, pero si lo anterior no se cumple, aún hay esperanza. Está comprobado que el cuerpo necesita entre 10 y 12 semanas para que los cambios físicos sean lo suficientemente notorios y visibles. ¿Lo ideal? incorporar ejercicios 360º, en donde distintos músculos se vean implicados al mismo tiempo y de forma simultánea. Las sentadillas son un claro ejemplo de lo antes mencionado, pues trabaja glúteos, piernas, cuádriceps y core al mismo tiempo. Una excelente sugerencia es descubrir nuevos deportes o ejercicios, de esta forma no se genera ningún tipo de estancamiento y la motivación surge desde cero. Prueba con algo nuevo y que implique un reto todos los días. 

LEE MÁS: Blue Majik: El ‘superfood’ que está en boca de todos

Consultas periódicamente al nutriólogo

Se trata de encontrar un equilibrio y buscar llevar un estilo de vida saludable por todo el año, y ¿qué mejor manera de hacerlo que de la mano de un experto? Hay un millón y medio de dietas en la web, pero realmente ninguna está diseñada única y especialmente para ti. Lo ideal es acudir con un especialista, que conozca tus necesidades a fondo y en conjunto contigo diseñen un plan alimenticio que cumpla y satisfaga todas tus necesidades. Parece una obviedad, pero por lo general al hacer dieta se comenten una infinidad de errores que pueden alentar el proceso para adelgazar o, aún peor, resultar contraproducentes. Cada cuerpo tiene sensibilidades variadas y objetivos distintos, por lo que un plan personalizado siempre será la mejor opción. Además, de esta forma garantizas un seguimiento particular, las metas se vuelven mucho más tangibles y te olvidas del rebote de una vez por todas. Y lo mejor de todo, es que sabrás con certeza que los kilos perdidos son de grasa, y no únicamente músculo o agua. Por lo pronto, te recomendamos planear tus comidas con anticipación, pues un buen plan alimenticio evitará que de última hora comas lo primero que encuentres con tal de disminuir el hambre. Recuerda no calmar los antojos con cualquier fruta, ya que no todas son buenas para adelgazar, puesto que hay muchas con altos niveles calóricos y de azúcar. 

Tratamientos reductores o reafirmantes

Hay un sinfín de procedimientos para enfrentarse al verano y llegar –aún más– perfectas. Hacemos de la tecnología nuestra mejor aliada y ponemos manos a la obra para reducir estrías, flacidez y celulitis, porque desaparecerlas por completo es imposible, considerando que más del 90% de las mujeres las padecen por simple genética. Si se trata de combatir la flacidez lo ideal es buscar tratamientos que favorezcan el sistema linfático y venoso. La vacuumterapia moldea el cuerpo gracias a la reducción de volumen y la lipólisis del tejido subcutáneo potencializada. Se obtiene mediante el uso de cosméticos reductores y con un sistema de cabezales en contacto directo con la piel que genera un vacío que drena el líquido acumulado en las células. Y si por el contrario, se trata de reducir la celulits, la carboxiterapia es la mejor opción. Infiltrando dióxido de carbono en la zona a tratar, se produce una oxigenación del tejido que restaura la circulación y estimula la síntesis del colágeno de la piel, liberando bradiquinina, serotonina, histamina y catecolaminas, que estimulan los receptores beta-adrenérgicos generando, así, una lipólisis. 

DESCUBRE: Todo lo que debes saber de la psiconutrición

Fotografías: Cortesía de Pinterest.