7 técnicas para lograr un metabolismo más rápido

Tener un metabolismo veloz es el sueño de cualquier mujer. ¿Qué significa?que tu cuerpo quema la energía de los alimentos a un ritmo más rápido que las demás personas por lo tanto puedes comer más y engordar menos.

 A continuación te compartimos los trucos para sacar lo mejor de los alimentos sin importar que tan acelerado sea tu ritmo de vida y así ser una de las privilegiadas. En términos simples, el metabolismo es el proceso digestivo que convierte los alimentos en combustible. Esta energía es utilizada por el cuerpo; las hormonas, huesos, piel, uñas, carne, neurotransmisores y órganos sanos la necesitan para funcionar.

Este es un factor genetico, es decir, un metabolismo acelerado se puede heredar, un estudio en el 2001 descubrió que la base de este se determina al nacer, pero aunque tengas mala suerte existen varios trucos para acelerarlo.

Para revertir un metabolismo lento y perder el exceso de peso -que a menudo es el resultado de lo mismo-, se debe tener mucha disciplina y ser constante con estos trucos. Si simplemente reduces tus calorías, estás en riesgo de reducir aún más tu metabolismo. 

1. Planea tu ejercicio

El ejercicio no solo quema calorías, de hecho cambia tu ADN para aumentar tu metabolismo de inmediato. Los expertos recomiendan hasta una hora para ver estos beneficios. Para asegurarte de que si hagas ejercicio se recomienda planear tus horarios de la semana el domingo, así no habrá excusas. 

2. La fuerza es indispensable

El músculo es una fuente de energía para quemar grasa, así que mantente firme en tu rutina de entrenamiento de fuerza. Intenta hacer 120 repeticiones por semana. Prueba ejercicios de TRX o pesas. 

3. Hacer cardio

 Este tipo de ejercicio es crucial para mantener tu metabolismo funcionando sin problemas. En un estudio, los investigadores encontraron que los que corrían o hacían bicicleta aumentaron su metabolismo durante 14 horas después de un duro entrenamiento de 45 minutos. Si se hacen solo dos o tres sesiones vigorosas de ejercicio por semana durante casi una hora, puedes perder un kilo de grasa cada dos semanas por la combinación de calorías consumidas durante el ejercicio, más lo que se quema después. 

4. No olvides el desayuno

Después de una larga noche de ayuno, tu cuerpo necesita combustible para acelerar su metabolismo. Saltarse la primera comida del día puede alentar la capacidad del cuerpo para quemar grasas mientras intenta conservar energía, por lo que debes asegurarte de que éste sea saludable y hacerlo una hora después de despertarte.

5. No te saltes las comidas

Podrías pensar que saltarte la cena es buena idea, pero hace todo lo contrario. Esto puede hacer que tu cuerpo piense que está muriendo de hambre, por lo que almacene calorías adicionales en lugar de quemarlas. Procura hacer hasta seis comidas pequeñas al día.

6. Come un snack antes de acostarte

Esto no es una broma. Un snack a la hora de acostarte -de 100 a 200 calorías- puede ayudar a mantener el metabolismo en marcha para así quemar más grasa mientras duermes.

7. Elige chocolate amargo

El chocolate negro es un postre saludable por muchas razones, entre ellas el poder de aumentar tu metabolismo; esto gracias a dos de sus ingredientes: la cafeína y la catequina antioxidante. Solo asegúrate de mantenerte en un pequeño cuadrado al día para que el azúcar y las calorías no anulen el potencial de quema de grasa.

Fotografías: Pinterest