Categories

Louis Vuitton x Yayoi Kusama: una alianza infinita

Louis Vuitton x Yayoi Kusama: una alianza infinita

Louis Vuitton x Yayoi Kusama:
una alianza infinita

le soin noir

fotografía DOUCE DIVRY protagonista MAO XIAOXING realización y texto STEPHANIE AROUESTY maquillaje SALVADOR GONZÁLEZ pelo RAY RAYNALD estilismo PAULINA TORRE video NICOLAS SIBERTIN-BLANC locación HOTEL LUTETIA, PARIS

Todas las piezas que aparecen en esta historia pertenecen a la colección LV x Yayoi Kusama 2023.

Haute Couture Fashion Week París fue el escenario perfecto para conocer y celebrar la segunda colaboración de Yayoi Kusama con Louis Vuitton, diez años después. La presencia de piezas de edición limitada como su Pumpkin Bag —una bolsa que puedes adquirir solamente by invitation only—, acompañando a la modelo Mao Xiaoxing son la fusión perfecta para esta oda al arte, la moda y la belleza.

En el 2012, la artista japonesa, Yayoi Kusama, inició una relación colaborativa con Louis Vuitton, que, afortunadamente, no parece tener fin. Diez años después, la firma francesa se vuelve a llenar de colores y lunares hipnóticos con una nueva colaboración con la artista, que dio vida a piezas únicas y altamente exclusivas.

Kusama, quien inició su carrera artística de forma moderada en Matsumoto, Japón, viajó por el mundo buscándose a sí misma y a toda aventura que la pudiera inspirar durante los años 50 y 60. Después de un tiempo, hacia los años 70, volvió a Japón, y a través de su planteamiento y visión única del infinito, Kusama se estableció como una de las artistas globales más relevantes del siglo XXI y sin lugar a dudas, es la artista femenina viva, más exitosa al día de hoy.

Posiblemente una de las razones por las que la colaboración entre Kusama y la Maison, se debe a la ya reconocida apertura y el aprecio de ambas partes por la creación de objetos artesanales para salir de lo ordinario y lograr magia.

Justamente por esto mismo, comienza la colaboración entre Kusama y Louis Vuitton. En 2012, como punto de partida, la artista tomó uno de los objetos más emblemáticos de la firma–un baúl–y lo pintó a mano con sus característicos polka dots, los cuales representan el infinito.

En ésta, su más reciente colaboración, Kusama se encargó de abarcar las piezas icónicas de la Maison, transformándolas en el camino apagándose a sus temas y expandiendo los límites del savoir-faire de Louis Vuitton.

Como era de esperarse, la calabaza, parte infalible en su obra, también se presenta en esta colección en una unión perfecta en negro, amarillo y plateado, de los icónicos puntos de la artista con el monograma clásico de Louis Vuitton. “Siempre he estado fascinada por su encantadora forma. Lo que más me atrajo fue la nula pretensión tan generosa de la calabaza. Eso y su sólido balance espiritual”, aseguró en su autobiografía, Infinity Net.

Esta alianza entre la firma francesa y la artista japonesa, tiene como pilar principal el entender que la ropa y accesorios también pueden ser concebidos como piezas de arte repletos de temáticas alegres e infinitas. La esperanza está en que sea la segunda de muchas más.

The Film