November 2021 — ‘The Icons Book’ FW21

English          Digital Covers             Print

Advertisement

Irene Azuela y su poderosa evolución como ‘BOSS woman’

Irene Azuela y su poderosa evolución como ‘BOSS woman’

Fotografías de David Franco

Texto por Pierina Feria

La impecable confección de los trajes de Boss, fueron la herramienta perfecta para que la irreverente actriz Irene Azuela, diera rienda suela a su imaginación y nos mostrada su faceta más divertida y auténtica.

Conocí a Irene casi recién llegada a México después de haber estudiado actuación en Londres. El primer contacto que tuve con ella fue para una sesión de fotos. He sido testigo de su evolución a lo largo de los años y sus diferentes proyectos: teatro, cine, televisión; me dejó sin palabras, no solo por su poder en el escenario o frente a las cámaras, sino por su fuerte personalidad, abrumadora, sencilla y sincera. Por todas estas cualidades, y su gran capacidad artística, fue elegida como el personaje estrella de esta sesión de la mano de Boss.

L’Beauté: ¿Cómo te sientes hoy en cuanto al cumplimiento de tus metas?

Irene Azuela: Contenta de lo que he logrado. La otra vez mi hermano me mandó una foto de una de las obras que hice en la escuela, en Londres en el 2003. Y me dio muchísima nostalgia, sobre todo, me sentí muy querida por mi hermano por recordarme los años que llevo dedicada y trabajando en la actuación. A veces no es fácil, pero he tenido la fortuna de siempre tener trabajo y oportunidades de explorar aquello que más disfruto hacer, en ese sentido me siento muy contenta. Me falta muchas cosas por hacer, por vivir y por sentir. 

Total look, Boss.
Total look, Boss.

LB: ¿Qué te cuestionó la pandemia?

IA: ¡Wow! Muchísimas cosas, yo creo que sigo aprendiendo, cuestionando y reconsiderando muchos factores de mi vida. Estuve bastante guardada los primeros meses, después tuve que salir a trabajar, ahora la vida es un poco más normal para mí. Me gustaría que lo que aprendí (sobre todo en esos primeros meses) se quedará de alguna manera impreso en algún tipo de cuaderno u hojas de mi conciencia para un futuro. He aprendido que puedo vivir con pocas cosas, que estoy bien en donde estoy, que lo que he construido me hace feliz y eso me da mucha calma. Aunque de repente la dinámica familiar traiga unos retos importantísimos por la intensidad de la convivencia, sin embargo, es algo que yo decido tener y de lo cual me siento sumamente satisfecha y afortunada. También he reconsiderado ciertas cosas de mi trabajo, me gusta mucho y amaría tener la posibilidad de seguir seleccionando los proyectos de manera cuidadosa para que no sea una experiencia homogénea, sino que cada una de las historias de las que forme parte, sean especiales y tengan sentido para mí y así darle mucho mayor sentido al personaje y a la interpretación.

LB: ¿Existen personajes que han influido en tu crecimiento profesional?

IA: Sí, han habido varios importantes que han tenido que ver con mi desarrollo personal y con entender muchas cosas. El que hice para Monarca me dio muchísima seguridad, no sólo el personaje, sino haber compartido esa historia con personas que admiro y a quienes les aprendí mucho, como Juan Manuel Bernal y Fernando Rovzar. Otro personaje con el que aprendí mucho fue con El Buen Canario, ya hace tiempo de éste, y últimamente con el que hice para la película Dante y Soledad.

LB: ¿Qué significa para ti la palabra determinación?

IA: Tiene que ver con una serie de cosas, deseo, convicción y seguridad. Ver a una persona determinada, es ver a una persona caminando segura de sí misma, quizá tenga que ver también con cierta necedad de decir: “yo voy por esto, no matter what!

Doble exposición. Total look, Boss.

LB: ¿Crees que el éxito viene de la mano de la determinación y la disciplina? ¿Qué consejo darías?

IA: Me llama mucho la atención que en las revistas siempre quieren hacer alarde del éxito. Es como una obsesión que tenemos y a la vez algo de lo que somos parte. Por supuesto que tiene que ver con la determinación, a medida en la que tú estás dispuesto a sortear, decidir o hacer a un lado ciertas cosas para ponerte al servicio de ese éxito que quieres. No me atrevería a dar un consejo, yo a pocas personas se lo pido, son contadas las personas a quienes les tengo la confianza para pedírselo y quienes tienen el talento para dármelo (risas). Yo considero que no tengo una habilidad para aconsejar, pero creo que la clave del éxito es no pensar en él.

LB: ¿Cuáles han sido los momentos más determinantes de tu vida a nivel profesional y personal?

IA: De los últimos años, personalmente es haber sido mamá, tengo una hija de seis años y es uno de los momentos más determinantes de mi vida, existe un antes y un después, cambia radicalmente la vida de una madre en el momento en el que decides tener un bebé. Sin duda, ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida. Profesionalmente, la serie Monarca, la decisión de tomarla fue importante porque mi hija todavía estaba chiquita, no sabía cómo iba a ser capaz de combinar familia, casa y trabajo, pero lo logré y me llevé una gran sorpresa. Además, lo increíble de Monarca fue haber sido parte de un proyecto que tuvo tanto impacto, tuvimos una respuesta muy positiva y eso era algo que yo no había tenido, había sido parte de proyectos muy ambiciosos con otro tipo de objetivos. Éste era uno no sólo muy grande y con la intención de hacerse de muy buena calidad, sino masivo.

LB: ¿Cómo equilibras tus facetas: artista, madre, pareja y persona?

IA: A veces lo logro y a veces no, es decir, la actuación es un trabajo extraordinario, todos los que nos dedicamos a esto somos muy afortunados porque es un evento muy especial y peculiar, pero al mismo tiempo es como cualquier otro trabajo, donde tienes que ir a la oficina de ocho a seis. A veces siento que estoy en un circo de cuatro pistas, teniendo que pasar de una a la otra, sin prepararme mucho, sin saber qué es lo que voy a esperar en la siguiente pista, lo voy averiguando en la medida que voy caminando de una a otra.

LB: ¿Crees que el rol de la mujer ha cambiado o simplemente se empieza a valorar?

IA: Por supuesto, el rol femenino ha cambiado a lo largo de los años y se empieza a valorar, porque así lo hemos decidido, señalando la importancia de que así sea. Durante muchas generaciones, mujeres han luchado para que esto se dé. Hoy en día lo que está sucediendo en México es uno de los movimientos sociales más genuinos, más poderosos y más profundos, es muy conmovedor todo lo que ha sucedido.

LB: ¿Qué es más complicado de actuar? Una escena triste, eufórica, enojada, sexual, borracha, loca…

IA: ¡Wow! (Risas). Depende de muchísimas cosas, hay veces que es difícil entrar al papel, conectar con la emoción, pero en ocasiones estás relajada y te permites jugar mucho más. Te diría que actuar de borracha me encanta, porque me doy cuenta que si me divierto entro mucho más fácil a interpretar. Yo creo que eso aplica para todo, en la medida en que estés relajada en set o en escena, las cosas suceden de manera mucho más natural.

LB: Cuéntame sobre Dante y Soledad…

IA: Es una película que creamos Alexandra de la Mora y yo. Alex es amiga mía desde hace muchos años, teníamos la inquietud de trabajar juntas, de hacernos preguntas juntas. Está basada en un cuento de Guadalupe Nettel, es la historia de una pareja que acaba de tener un bebé y cómo eso viene a cambiar su vida entera. Es una película muy íntima, la filmamos en muy poco tiempo con un crew muy chiquito en un espacio muy privado, también. Yo le tengo muchísimo cariño y fe. Habla de ese pequeño gran momento de la vida de una mujer que significa traer o recibir a un bebé en tu vida y hacerlo parte de ti. Es curioso porque las mujeres con las que he hablado que han tenido hijos y han pasado por esto, no se acuerdan de lo rudo y lo difícil que fue, sin embargo, es algo que ahí está y es algo que la mayoría de las mujeres sentimos o nos pasó, creo que es bueno hablar de estas pequeñas grandes sutilezas de la maternidad.

LB: ¿En dónde podremos verte próximamente?

IA: En una serie que estoy haciendo ahorita, la estoy filmando y por eso no puedo platicar todavía mucho. Yo creo que va a quedar increíble, espero se estrene este mismo año.

LB: ¿Cómo te sentiste en la sesión de fotos con la ropa de Boss?

IA: Una reina absoluta. Me parece que los shoots de revistas de moda, de pronto pueden ser muy duros, en el sentido en el que el fotógrafo está buscando una estética en particular y de pronto no hay tanto espacio para el juego. David Franco y yo nos dejamos llevar, nos divertimos, había música increíble y todo se trataba de movimiento. A mí me parece que el movimiento es vital para este tipo de sesiones. Me fascinó, salí súper inspirada, me encantó la ropa de Boss, me gustaron todos los trajes sastres, de hecho, voy a ir a comprarme unos, porque me parecieron brutales.

Boss x L’Beauté

Fotografía: David Franco

Talento: Irene Azuela

Maquillaje: Neiza Hernández

Pelo: Gabriela Montes de Oca

Estilismo: Pierina y Vanessa Feria

Video: Rafael Arroyo protagonizado por Irene Azuela

Advertisement