Summer Issue — July 2020

Petit Spa: relajación intensa y aromas deliciosos en un solo espacio

Si vas caminando por Antara y de pronto hueles un olor delicioso entre lavanda y jazmín, seguramente estás pasando por fuera de la tienda de L’occitane; pero, ¿qué crees? no es sólo una tienda como las que ya conoces, es un spa. No vas a resistir la tentación de entrar.

El Petit Spa de L’occitane se encuentra al final de la tienda, puedes entrar a buscar alguna loción, enamorarte del olor y quedarte para un masaje o facial; así de fácil. Pero ojo, sólo hay dos salas de masaje por lo que te recomendamos hacer reservación previa.

La experiencia comienza desde que entras al spa. Te ofrecen una bata, unas pantuflas y todas las lociones que utilizarás son de la marca. Los tratamientos comienzan con una exfoliación de pies y un masaje con reflexología. Relajada y limpia, estás lista para tu masaje.

La aromaterapia es clave, el cabezal de la cama donde descansas tu cara cuenta con una fragancia relajante de lavanda y mandarina –que también tienen a la venta para que rocíes en tu almohada durante las noches–, para el masaje utilizan un aroma exclusivo de Aromachologie para el spa y al terminar te ofrecen dos aceites esenciales: lavanda para relajarte o menta para revitalizarte.

Si lo tuyo no son los masajes relajantes, también cuentan con una amplia variedad de tratamientos: desde faciales anti-edad, con productos de las líneas de Karité, Pivoine y Cedrat, hasta exfoliaciones corporales reafirmantes o desintoxicantes.

Por último, cada sala de masaje cuenta con su regadera para que salgas fresca y lista para continuar con tu día. Para conocer más sobre el Petit Spa de L’occitane o reservar un tratamiento visita su página