El ‘savoir faire’ de Maison Kayser

El ‘savoir faire’ de Maison Kayser

le soin noir

Carla Díaz Katsicas

Descubre todo sobre la marca y sobre su fundador, Eric Kayser, el panadero y crítico gastronómico que ha adaptado el legado panadero tradicional francés a las necesidades y gustos actuales.

La historia de Maison Kayser

La marca se fundó en París cuando el chef Eric Kayser decidió continuar con la tradición familiar de la panadería francesa. Con menos de 20 años de edad, se unió a los compañeros del Tour de Francia de panadería durante cinco años. Desde ese entonces hasta el día de hoy, se formó con los mejores chefs panaderos, de los cuales aprendió sobre fraternidad, disciplina y búsqueda de excelencia. En su etapa como formador en el Institut National de la Boulangerie Pâtisserie (INBP) durante casi diez años, Eric Kayser viajó por todo el mundo enseñando la tradición y el saber francés.

En el año de 1994, junto a su compañero y amigo, Patrick Castagna, inventó la Fermentolevain una máquina inteligente que permite crear y conservar levadura líquida natural a una temperatura ideal y lista para usar. Esto sentó base para la preparación de pan artesanal natural, sin conservadores artificiales.

En 1996, decidió aventurarse en un nuevo camino; la apertura de Maison Kayser en París –8 Rue Monge–. La inauguración de su primera tienda fue seguida por numerosos ejemplos en todo el mundo, actualmente existen maś de 200 panaderías en 23 países distintos.

El equipo

El fundador se ha rodeado desde el principio de hombres y mujeres apasionados que comparten la misma visión sobre el pan, su aspecto tradicional y de innovación. Si hoy Maison Kayser es capaz de ofrecer productos de calidad en todo el mundo es gracias a la participación de nuestros empleados, tanto en las panaderías como en los restaurantes.

LEE MÁS: La razón por la que los fitonutrientes son los nuevos antioxidantes

La presencia en México

En Maison Kayser México, se esfuerzan todos los días para entregar a sus clientes productos frescos, artesanales, naturales, sin conservadores artificiales ni aditivos, que preservan el valor nutrimental y sabor original de estos:

• Panes amasados a mano y horneados diariamente
• Panes elaborados con masa madre, “levain”

Su filosofía para la sección de restaurante parte del concepto de “La Cuisine du Boulanger”: platillos frescos y caseros tanto para el desayuno como para la comida y la cena. Es verdaderamente un rincón de París en México porque importan desde Francia el saber-hacer y la pasión de la panadería, cocina y repostería francesa.

LEE MÁS: Principios botánicos: desintoxica la piel

«El buen pan no miente: dice todo sobre la calidad de sus ingredientes y la experiencia de la persona que la crea».

— Eric Kayser

#SirviendoaMéxico

Tanto ellos como la industria hacen un llamado para ayudarles a hacer lo que tanto les gusta: servir en sus restaurantes. Tan solo con volver estaremos ayudando a reactivar una industria que emplea a más de 2 millones de mexicanos y que está preparada para recibirte con las más estrictas medidas de higiene y seguridad.

DESCUBRE: 10 nuevos superalimentos que debes conocer

Imágenes: Cortesía de la marca.