Cover-lbeaute-octubre-20192

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

La dieta que debes seguir según tu tipo de sangre

Se dice que a cada tipo de sangre le corresponden ciertos tipos de alimentos y si comemos según la química de nuestro cuerpo, nos será más fácil bajar de peso. ¿Ya conoces tu régimen ideal?

Cada persona pertenece a un grupo de sangre específico, estos pueden ser A, B, O y AB y se determinan por la presencia o ausencia de ciertos antígenos en la superficie de los glóbulos rojos. De acuerdo a tu tipo, existen alimentos que pueden ser benéficos o perjudiciales para subir o bajar de peso. Todo esto se debe a las lectinas, que son las proteínas encontradas en cada tipo de alimento y si esta no es compatible con el antígeno de tu grupo sanguíneo,  produciendo diferentes tipos de reacciones en el organismo.

LEE MÁS: 9 alimentos para evitar el aumento de grasa según la ciencia

GRUPO A

Las personas que pertenecen a este grupo sanguíneo generalmente presentan un sistema inmune un poco delicado y un aparato digestivo frágil. Su dieta debe de estar basada en cereales, arroz integral, pescados, pavo, legumbres, verduras y frutas. Deben de evitar comer carnes rojas, trigo, gluten y lácteos para evitar problemas estomacales como inflamación o una mala digestión. Se recomienda que ingieran suplementos como calcio, magnesio y espirulina.

GRUPO B

Si perteneces a este grupo, te contamos que tu sistema inmune es bastante fuerte y tu sistema nervioso se encuentra muy bien equilibrado, lo que permite que puedas seguir una dieta con una buena variedad de alimentos. Debes de evitar consumir trigo, gluten, tomates, cacahuates y lentejas ya que estas podrían provocarte un aumento de peso y comer más arroz integral, algas, frutas, amaranto y verduras. Al igual que al grupo A, te recomendamos ingerir suplementos como calcio, magnesio y espirulina.

GRUPO O

La ventaja de pertenecer a este grupo, es que tienes buenas defensas contra las infecciones, un sistema inmune fuerte y un tubo digestivo resistente. Tu clave para la perdida de peso es evitar comer alimentos como alubias, coles de bruselas, patatas, berenjenas,lentejas, coliflor, trigo, gluten y maíz y consumir algas, frutas, verduras, arroz integral, pescados, aceites y carnes magras. La sal yodada, pescados y mariscos podían ayudarte a adelgazar y los suplementos que debes de ingerir son Vitaminas B y K, magnesio, espirulina y calcio.

LEE MÁS: Todo lo que debes saber de la psiconutrición

GRUPO AB

Las personas pertenecientes a este grupo tienen una buena adaptación a los cambios alimentarios y un sistema inmune bastante fuerte, estos combinan las ventajas del grupo A y el B. Para perder peso, deben evitar comer trigo, gluten, maíz, pimienta, vinagre, lácteos y carnes rojas y comer más grasas vegetales, pescados, mariscos, frutos secos, legumbres, frutas, verduras y cereales. Se les recomienda ingerir suplementos como calcio, magnesio y espirulina.

Prueba seguir estas dietas basadas en tu grupo sanguíneo y verás como tu cuerpo cambia antes de lo esperado, pero recuerda, para notar cambios siempre es necesario combinar tu alimentación con un buen ejercicio.

DESCUBRE: Los secretos de belleza de Olivia Palermo

 

Fotografías: Cortesía de Pinterest.