Categories

El Edén en donde se mezcla la selva con el lujo

El Edén en donde se mezcla la selva con el lujo

El Edén donde se mezcla la selva con el lujo

le soin noir

Por Stephanie Arouesty

En la costa del Pacífico, nace este paradisíaco resort; una oda a la arquitectura sostenible en sintonía con el diseño contemporáneo, esto es One & Only Mandarina.

Recientemente tuve la oportunidad de visitar este complejo que fusiona la perfección y la opulencia con la sostenibilidad y el arte; un lugar ubicado entre los acantilados de la costa de Nayarit y la selva mexicana. Al entrar al complejo, un árbol de higos te da la bienvenida, al ser considerado el guardián del santuario. Todas las instalaciones del hotel son al aire libre, con el fin de convergir el cielo y la tierra.

De la mano de expertos en botánica, este resort fue construido con la intención de respetar el hábitat natural y a las comunidades locales de donde estaba siendo edificado. Tanto la arquitectura como el diseño están comprometidos a honrar la naturaleza. Las estructuras abiertas permiten que entre la luz natural y junto con los techos inclinados, hacen tributo a las palapas locales pero en un tono de suntuosidad absoluta.

Si tuviera que elegir lo mejor del lugar, tendría que decir que son las espectaculares vistas. Las villas están construidas en forma de tree houses y todas están planeadas para disfrutar de la vista del océano Pacífico que las rodea. Cada villa cuenta con increíbles techos altos, terraza, alberca, ventanales a la selva y qué decir de la tina en el exterior; no dan ganas de salir de la villa durante la estancia.

La esencia del santuario en combinación con el hábitat, busca brindar una experiencia que represente a las tradiciones mexicanas y a su cultura, esto incluye también al arte culinario. Carao, es el restaurante del reconocido chef Enrique Olvera, en donde sucede la magia. Éste fue inspirado en los sabores de México y en la búsqueda constante de diversos ingredientes que celebran la cocina regional. Si decidir entre los platillos se vuelve una odisea, es posible pedir un menú de degustación, en donde probar las creaciones insignia del chef, e inclusive convertirlo  en cena maridaje con ayuda del sommelier para seleccionar el vino ideal para cada plato.

“La visión detrás de Carao es emular una palapa tradicional mexicana en la costa del Pacífico, donde cada detalle ha sido entretejido en la simple idea de bienestar. Esta noción está en el centro del restaurante, con un menú que fluye naturalmente con él: se trata del lujo de estar allí”.

—Enrique Olvera

El hotel cuenta con otras dos opciones de restaurantes; Jetty Beach Club, ubicado en la playa privada en donde la especialidad son mariscos frescos y distintas opciones de coctelería. Y para un plan más familiar, es indispensable visitar Alma, en donde el expertise son platillos de temporada con los menús garden-to-plate.

Por último, un drink en The Treetop (el bar botánico con diversas versiones de coctelería) es un imperdible.

No existe viaje completo sin una visita al spa; el de One & Only Mandarina se encuentra conformado por seis bungalows en donde se disfruta de una serenidad total mientras realizan el tratamiento.

Sensorial Reset de Tata Harper, es un concepto único en el mundo, creado por la reconocida marca de skincare natural colombiana, en donde se elevan los sentidos y se transforma la piel radicalmente.

Después de haber recorrido el circuito de agua, probé ‘Restored Beauty’ —el tratamiento que elegí durante mi estancia y mismo que fue hecho exclusivamente con productos de Tata Harper—, el cual está enfocado en hidratar la piel al máximo y darle luminosidad absoluta, sobre todo después de haber estado expuesta al sol.

Otros tratamientos insignia son el Mystique Verbal Codex, inspirado en el Manuscrito Badianus —el texto más antiguo sobre plantas medicinales mexicanas y remedios ancestrales— y Nature’s Sanctuary Treatment, masaje que busca una relajación óptima del cuerpo y de la mente.

El wellness es una parte esencial de la filosofía de la cadena One & Only, por lo que se pueden vivir distintas experiencias como el temazcal; además de entrenar en cualquiera de los dos gimnasios, practicar yoga al aire libre e inclusive experimentar una lectura de carta astral por Steffy, —la guía espiritual—. Un momento único que disfruté al máximo.

Sin duda, es un must para los amantes de la suntuosidad y de la naturaleza, ya que es un espacio que engloba a la perfección el arte, la cultura y la gastronomía, en un entorno majestuoso en nuestro querido México.

Hot Spots

 

Hotel favorito: One & Only Mandarina

Restaurante favorito: Carao

Momento favorito: Drinks en The Treetop

Lugar favorito: La villa

Me time: Restored Beauty en el One & Only Spa

Fotografías: cortesía de la marca.