Categories

6 formas (científicamente probadas) de perder grasa abdominal

6 formas (científicamente probadas) de perder grasa abdominal

6 formas (científicamente probadas) de perder grasa abdominal

le soin noir

L'Beauté

Estos consejos, avalados por la ciencia, pueden ayudarte a acelerar el proceso.


Cuando queremos perder peso, uno de los objetivos principales, es acabar con la grasa en la zona del abdomen. Y aunque para muchas pueda resultar más que nada, una cuestión estética, la verdad es que la grasa acumulada en esta zona puede incluso llegar a ser peligrosa; y es que las cinturas más grandes están relacionadas con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes e incluso cáncer. Además, perder grasa en esta zona, puede ayudar a mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos y la calidad del sueño.

Aunque pueda parecer que eliminar la grasa en abdomen es difícil, en verdad requiere un poco de disciplina y cambiar ciertos hábitos alimenticios, así como incluir ejercicio en tu día a día (esto es indispensable).

Toma nota y sigue estos consejos avalados por la ciencia para reducir esa grasa abdominal de una vez por todas.

1. Huye de los azúcares añadidos.

Uno de los grandes ajustes que debes hacer en tu dieta, es eliminarlos, pues estos tienen una alta concentración de calorías y prácticamente ningún valor nutricional. Una dieta en la que abundan azúcares añadidos, puede provocar un exceso de grasa en la zona abdominal.

Hoy en día, infinidad de estudios demuestran que el exceso de azúcar, principalmente debido a las grandes cantidades de fructosa, puede provocar la acumulación de grasa alrededor del abdomen y el hígado, además de que el azúcar añadido tiene efectos nocivos en la salud metabólica.

¿Sabías que el cerebro no parece registrar las calorías líquidas de la misma forma que las calorías sólidas? Por esta razón, cuando bebes bebidas con azúcar, puedes terminar comiendo más calorías totales. Por ello, considera minimizar la cantidad de azúcar en tu dieta y limitar bebidas como refrescos azucarados, jugos de frutas o bebidas rehidratantes deportivas.

2. Come alimentos ricos en fibra.

Añadir fibra a tu dieta, puede ayudarte con la pérdida de peso. Un estudio encontró que 14 gramos adicionales de fibra por día estaban relacionados con una disminución del 10 % en la ingesta de calorías y una pérdida de peso de alrededor de 2 kg durante 4 meses.

La mejor manera de obtener más fibra es comer muchos alimentos vegetales, incluidas las verduras y las frutas. Las legumbres también son una buena fuente, así como algunos cereales, como la avena integral.

3. Apuesta por el té verde.

El té verde contiene catequinas, un compuesto famoso por favorecer la quema de grasa de la zona abdominal. Gracias a sus principios activos, incide en las hormonas que envían señales a las células grasas para que se descompongan, liberando la grasa al torrente sanguíneo y convirtiéndola en energía.

Además, esta bebida estimulante que posee teína, gracias a su capacidad termogénica, ayuda a adelgazar rápido porque aumenta la temperatura corporal, acelera el metabolismo celular y así, elimina una mayor cantidad de tejido adiposo. Un estudio determinó que el consumo de té verde es efectivo en la pérdida de peso, reduciendo el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura. 

4.Haz ejercicio regularmente.

El ejercicio no solo es fundamental, es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti y por tu salud para aumentar tus posibilidades de vivir una vida larga y saludable y evitar enfermedades. Entre sus benéficos, el ejercicio promueve la reducción y pérdida de grasa abdominal.

Pero has de saber que no es posible perder la grasa del abdomen si no se realizan varias sesiones a la semana de cardio. Entre los mejores ejercicios que puedes realizar, está altar cuerda. Con este ejercicio se pueden llegar a quemar entre 300 y 450 calorías en 30 minutos, además, no solo se perderán calorías, sino también se fortalecerán el abdomen, las piernas, los glúteos y los brazos.

De igual forma, el ejercicio aeróbico, como caminar, correr o nadar, puede permitir reducciones importantes en la grasa visceral.

5. Reduce el consumo hidratos de carbono.

No tienes que eliminarlos de tu dieta, pero sí controlar las cantidades que ingieres. Esto puede ayudarte a reducir el índice glucémico y, en consecuencia, evitar los picos de azúcar en sangre que producen esos famosos antojos de dulce. Si vas a consumirlos, mejor opta por opciones con cereales integrales.

Con las dietas bajas en carbohidratos, puedes lograr una mayor pérdida de peso a corto plazo que las dietas bajas en grasa. Además, las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudar a disminuir el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas. De hecho, casi cualquier dieta que te ayude a perder el exceso de grasa, puede mejorar los niveles de la glucosa en la sangre y colesterol, al menos en forma temporal,

6. Consume más proteínas.

Si tu objetivo es perder peso, la proteína puede ser el macronutriente más importante en tu dieta, ya que hay estudios que demuestran que esta puede ayudar a reducir los antojos en un 60%aumentar el metabolismo en 80-100 calorías por día e incluso, ayudar a comer hasta 441 calorías menos por día. Incluso, hay estudios que demuestran que las personas que comen más y mejores proteínas, tienen mucha menos grasa en esta zona. ¿Cómo aumentar su consumo? Puedes incluir en tu dieta huevos enteros, pescado, legumbres, frutos secos, carne y productos lácteos.

Además de ayudarte a perder peso, la proteína también puede contribuir a evitar que vuelvas a ganarlo.

DESCUBRE: Los beneficios de los antioxidantes para tu piel

Imágenes: Fitness L’Beauté