5 señales que indican que el gluten no es para ti

¿Sabías que muchos de los síntomas de enfermedades estomacales que presentamos pueden estar relacionados a la ingesta de alimentos que contienen gluten? Incluso, algunos expertos en salud creen que es dañino para la mayoría de las personas

El gluten es una glicoproteína que se encuentra presente en muchos tipos de cereales, pasteles, panes, pastas y otras delicias a las cuales es imposible resistirse. En algunas personas, no crea un efecto negativo, pero en otras suele causar diferentes malestares estomacales que a la larga pueden llegar a causar un daño permanente en el intestino delgado.

Existen diferentes síntomas sumamente importantes basados en la intolerancia al gluten. Si tu padeces alguno de ellos, no deberías ignorarlos ya que este ingrediente puede no ser bueno para ti:

1. Después de comer pastas y pasteles te sientes mal

El dolor estomacal, la inflamación y, en algunos casos las nauseas después de haber comido algún alimento con gluten podrían ser un síntoma de los más comunes que afirman que eres intolerante. Evita ingerirlos a lo largo de diez días y observa si tienes una reacción distinta en tu cuerpo; éste podría ser un indicador para tomar una decisión de alimentación.

2. No puedes evitar sentirte cansado

Ingerir alimentos que contienen gluten pueden llegar a provocar una sensación de fatiga constante en la mayoría de las personas que padecen de este problema y dicho  síntoma generalmente indica que necesitas un cambio en tu dieta.

3. Constantemente presentas problemas gastrointestinales

Los trastornos digestivos e intestinales son uno de los síntomas principales que indican tu intolerancia al gluten. Si ingieres alimentos que lo contienen es muy común que presentes diarreas o estreñimiento, dolor e inflamación abdominal, gases y el síndrome del intestino irritable. Intenta eliminar todas las comidas que contienen esta proteína y todas esas molestias desaparecerán al cabo de unos días.

4. Tu conducta ha cambiado (y no para bien)

La intolerancia al gluten puede causar ciertos problemas psicológicos en tu organismo. Éstos incluyen un aumento notable de ansiedad, estrés, irritabilidad e incluso síntomas de depresión. También puedes presentar problemas de concentración asociados por la sensibilidad a esta proteína y si sientes que no puedes pensar con claridad, podría ser otra alerta de que ya es hora de cambiar tu dieta.

5. Observas tu piel seca y con alergias

A pesar de que no existen estudios científicos que respalden al cien por ciento este síntoma, varias personas intolerantes al gluten confirman que han sentido cambios en su piel que incluyen la aparición de pequeños granitos, erupciones cutáneas y mucha resequedad.

Si a lo largo de tus días, haz presentado este tipo de síntomas, te recomendamos acudir a un médico especialista en el tema y recuerda, nunca es tarde para cambiar tus hábitos con el fin de sentirte mejor.

 

 

Fotografías: Pinterest