Fall-Winter 2019

Trucos infalibles para tener piernas bonitas en verano

Aunque tener buenos genes y hacer ejercicio son factores que cuentan mucho, recurrir a los productos correctos e invertir cinco minutos adicionales al día en tu régimen de belleza, marcarán la diferencia en tus piernas.

 

La etapa en la que ponemos manos a la obra para reducir la deshidratación e imperfecciones como la celulitis está más cerca de lo que creemos. Hay fórmulas, remedios, tratamientos para conseguirlo y llegar al verano (aún más) perfecta. Te damos las claves que van desde un buen bronceado e hidratación, hasta cada cuándo las realizas. ¡Toma nota!

 

Una vez al mes

 

Vacuumterapia: Es un sistema de cabezales que al entrar en contacto directo con la piel, generan vacío que drena el líquido acumulado.

 

Carboxiterapia: Esta técnica restaura la circulación, estimula la producción del colágeno y la oxigenación infiltrando dióxido de carbono.

 

Bioestimulación: Usando un aparato de radiofrecuencia bipolar y una inyección de plasma, se aumenta la oxigenación de la piel y se disminuye la flacidez.

 

 

Una vez a la semana

 

Aunque no lo escuchemos tan seguido como en la cara o los ojos, las piernas también retienen líquido, tienen exceso de piel seca, tienden a la aparición de espinillas y vellos enterrados. Esto sucede frecuentemente cuando recurrimos al uso diario del pantalón o no le damos tiempo a la piel para que respire. Los especialistas recomiendan usar sales diuréticas de Himalaya para exfoliar, ya que ayudan a drenar el líquido atrapado o recurrir a cuando menos una sesión semanal de masaje drenaje linfático. El objetivo de esta técnica es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células. Asegúrate también de tener los productos adecuados para hidratar esta parte del cuerpo. Para el tema del color, muchas firmas apuestan por productos con ligeros toques y brillo. En formato spray, aceites e incluso leches o sérums, invierte tiempo para encontrar cuál es la versión que más se adapta a tu rutina.

 

 

Todos los días

 

Incluso las cosas simples, como asegurarte siempre de secarte enérgicamente antes de vestirte y hacerlo desde los tobillos hacia arriba, estimulan el sistema linfático y marcan la diferencia en la retención de agua. Lo ideal es diario aplicar una crema corporal con AHA o glicol para el pulido de la piel. Además, es recomendable no permanecer periodos prolongados sin movimiento en la oficina. Para evitarlos, trata de caminar cuando menos una vez cada hora. Otro truco útil es tener una pelota de tenis en uno de los cajones del escritorio para rodarla en los pies, aplicando presión hacia abajo cuando la bola se coloca en el talón. Esta es una buena forma de hacer trabajar a los músculos y mantener el sistema linfático funcionando sin problemas.

 

 

 

Antes de una gran noche

 

El autobronceador es una base excelente para tener piernas radiantes y más si vas a lucirlas. Sin embargo, también es bueno usar un suero de ácido hialurónico en las espinillas, donde la piel está más seca ya que al instante le da brillo. ¿El truco final? Unas gotas de iluminador líquido.

 

Fotos: Istock