Dime cuál es el daño de tu pelo y te diré que mascarilla aplicar

Cada cuero cabelludo es diferente, y por lo mismo tiene diferentes necesidades. Dependiendo de cada problema capilar, es necesario restaurar o ayudar al pelo justo con lo que necesita

Existen muchos tipos de activos que dañan el pelo, desde la aplicación de calor sin protección, una deficiencia de vitaminas, falta de proteína y colágeno e incluso daños provocados por agentes externos como cambios de temperatura y contaminación. Todos estos factores son los encargados de destruir poco a poco lo mejor del pelo. Es por eso que es importante aplicar una vez cada dos semanas alguna mascarilla auxiliar para nutrir el pelo.

1.  Daño intenso

Para aquellos cueros cabelludos que son sometidos día con día a mucho calor, es recomendable además de revivirlo y reparar el daño protegerlo de antemano ya que incluso los rayos UV, podrían continuar dañándolo poco a poco. El pelo con fibras porosas y dañadas, comúnmente cuenta con frizz. Así que es vital nutrirlo y regenerarlo para poder lucir la mejor versión del pelo. Las ideales para hebras dañadas son las de acción nocturna, ya que durante este lapso de tiempo la cutícula podrá absorber de manera óptima los nutrientes aplicados y revertir el daño acumulado.

Hair Sleeping Mask de Sephora Collection. 

2. Pelo graso

Es importante no generar más grasa en el cuero cabelludo, por eso lo más recomendable es aplicar cualquier tratamiento de medios a puntas, sin tocar las raíces. De esta manera la absorción de vitaminas y activos es directo en las puntas, no en la raíz y así no se aumenta la producción de cebo.

Mudslide Hair Mask de DryBar.

3. Sin brillo y sin vida

Las mascarillas enriquecidas con jojoba, son el mejor alíado. Ya que lo que más necesita es hidratación y nutrición. Debes elegir los tratamientos hechos a base de vitaminas y aceites, para poder humectar a profundidad el pelo y revivirlo.

Phytojojoba Hair Mask de Phyto. 

4. Caída libre y quiebre

El pelo normalmente pierde fibras a lo largo del día, por eso la mejor opción es reducir esa pérdida y darle mucha fuerza para que tampoco se quiebre, ya que un pelo que presenta esta condición pierde densidad en el área de las puntas y se nota muy débil.

Angel Glow Ring Hair Mask de Tony Moly. 

5. Puntas abiertas

En cuanto las puntas del cabello, las mascarillas únicamente servirán para prevenir su aparición y restar su apariencia. Elegir productos que estén hechos sin parabenos, alcohol y fosfatos es indispensable, ya que estos activos son los que impedirán que las puntas abiertas mejoren su apariencia o se puedan prevenir.

Repairing Mask de L’Occitane

6. Pelo teñido

Puede ser que cuente con mucho daño por químicos y tintes abrasivos, pero el objetivo en general es que se preserve por mucho más tiempo el color, al mismo tiempo que se repara el daño. Elige uno enriquecido con aceite como de girasol y vitaminas B3, B5 y B6. Opta por los protectores solares para pelo, ya que los rayos UV pueden deteriorar el color del tinte.

Sunflower Color Preserving Deep Recovery Pak de Kiehl’s. 

No olvides siempre cuidarlo de los rayos del sol y mantenerlo hidratado todo el tiempo.

Fotografías: Pinterest