Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

El corte perfecto para pelo chino

Me pasé la tarde buscando fotos en Pinterest de “cortes para pelo chino” hasta que después de encontrar miles de fotos con melenas envidiables que no se parecían en nada a la mía decidí dejársela al destino –y más importante– al estilista. Y corrí al salón de Silvia Galván.

Sabía que me urgía un corte, era obvio, llevaba 7 meses sin cortarlo, mis “capas” estaban completamente parejas y mis puntas se veían maltratadas; pero ¿qué me iba a hacer? No tenía idea. Llegué al salón y me pasaron con Humberto Martínez quien me sentó en la silla y me empezó a hacer preguntas. Sí, me lavo diario; no, casi no uso acondicionador; no, no uso secadora ni plancha; sí, uso muchos productos de styling que me están resecando. Y entonces empezó a cortar.

No me dijo que me iba a hacer, pero sí le pregunté cómo decide que corte le hace a cada persona. Al parecer, aparte de la rutina que tiene cada quien, la forma en la que se peina y su personalidad, Humberto se fija en la forma de la cara. Todas las caras deben ser ovaladas, así que si tu cara es redonda va a buscar darte más volumen en la parte superior de la cabeza y un fleco largo para alargarla.

¿Existe algún corte prohibido para pelo chino? Probablemente las capas cortas ya que dan volumen extra y encogen la cara. Las capas largas no son problema, aunque muchas mujeres les tienen miedo; éstas ayudan a que el volumen se distribuya por todo el pelo y no se quede sólo en las puntas, haciendo el típico peinado de escoba.

Con mi voz temblorosa por miedo a que me regañe, le pregunté que tan maltratado estaba mi pelo y me hizo una prueba que me cambió la vida. Pasó un peine por mi cabeza, me dijo que si el peine se atora a la mitad del pelo está bastante reseco, si se atora en las puntas está bien. Pero también me dijo que no siempre es necesario un corte cuando el pelo está maltratado, hay muchas opciones antes de sacar las tijeras: puedes hacerte un tratamiento, una mascarilla, cambiar la alimentación. Es cosa de ser constante.

Como dice Silvia Galván:

Terminó mi corte y me dejó unas ondas de sueño, le pregunté que si yo iba a poder hacer lo mismo al otro día y su respuesta fue sumamente honesta: probablemente no. Cuando nos cortamos el pelo nos tardamos un tiempo en adaptarnos a aprender a peinarnos, es normal, aparte los estilistas están acostumbrados a peinar 30 cabezas diarias. Pero me enseñó las bases para peinarme: Me dijo que cuando me pase la difusora no me toque el pelo, así sólo le creo frizz y le quito el producto.

Humberto me recomendó dos productos para pelo chino: Curvaceous Ringlet y Curvaceous Wind Up de Redken. Yo les recomiendo que si sienten su pelo maltratado o quieren un cambio de look vayan con un buen estilista.

Sé parte de nuestra comunidad