Conseguir un pelo liso naturalmente, es así de fácil

Para las que se encuentran en una búsqueda constante para tener una melena espectacular y sin frizz, la solución podría estar más cerca de lo que parece

Más que una tendencia nueva en cuidado del pelo, la taninoplastía es una técnica completamente natural y libre de químicos abrasivos que dañan las fibras del pelo. Además de alisarlo, lo repara hidratándolo en su totalidad profundamente y controlando el molesto frizz. Es apto para cualquier persona que necesite darle un giro completo y estrenar un nuevo straight look. Es recomendable para cualquier tipo de pelo: graso, seco, normal o mixto y teñido.

El procedimiento consiste en dejar atrás las fórmulas químicas, tratamientos y componentes agresivos como el formol en la keratina. Este procedimiento está hecho con ingredientes de origen natural a base de taninos, -un polifenol de origen vegetal que se puede encontrar en la corteza de los árboles, algunas frutas e impactantemente en el vino-. Éstos contienen potentes propiedades antioxidantes

El compuesto natural actúa desde el interior de las fibras capilares, produciendo una cadena protéica, la cuál activa su protección y efectos al aplicar calor, hidratándolo y alisándolo. Se puede repetir el procedimiento las veces que sea necesario sin provocar daños, puntas abiertas o sequedad en las fibras del pelo. Tampoco modifica su estructura interna, ayudando a que luzca natural, con brillo propio, suave y sea muy resistente.

La taninoplastía, más que solo un alaciado, es el mejor aliado para eliminar el encrespamiento y frizz, los molestos baby hairs, regenerar la fibra capilar, y oxigenación de los vasos capilares del cuero cabelludo. Su aplicación consiste en lavar el pelo con un shampoo libre de sulfatos para desintoxicar las fibras de cualquier compuesto o contaminante. A continuación se debe secar para poder colocar el producto de raíz a punta, mientras se realiza un pequeño masaje, con el objetivo de tener una mejor absorción.  El proceso dura aproximadamente tres horas, ya que es necesario dejar que todo el producto se absorba perfectamente para mejores resultados. Después es necesario enjuagarlo con abundante agua para eliminar excesos. Una vez terminado el paso anterior, se seca y se plancha para activar los ingredientes en el producto. Por último se aplica directamente una mascarilla hidratante para aportarle brillo y suavidad.

Este proceso ha sido aprobado por dermatólogos, afirmando que al utilizarlo no producirá alergias, quemaduras, irritaciones, comezón o ardor. Es ideal para aquellas melenas rizadas y rebeldes, ya que este tratamiento podrá alisar cualquier tipo de curvas y rizos definidos, suavizándolos y dándoles nueva forma. De igual manera, si se tiene el pelo liso, también se puede aplicar, con el objetivo de hidratarlo y eliminar imperfecciones, así como eliminar puntas abiertas.

El pelo lucirá espectacular alrededor de seis meses, y sólo bastará lavarlo y secarlo para obtener una melena suave, lisa y sin imperfecciones.

 

¿Lo probarías?

Fotografías: Pinterest y Istock