Las joyas para despedir a la reina Isabel II

Las joyas para despedir a la reina Isabel II

le soin noir

Carla Díaz Katsicas

La colección privada de la soberana superaba las 300 piezas. Muchas ya están en manos de su familia, pero algunas de las más valiosas para ella, fueron enterradas con ella.

Los ingleses continúan despidiéndose de la reina Isabel II. Y es que millones de personas acompañan el camino del féretro que lleva a Isabel II en el recorrido desde el Castillo de Balmoral al Palacio Buckingham y Westminster Hall. El último trayecto –sin duda uno de los más emotivos– destacó por el cortejo formado por la familia real: sus cuatro hijos Charles, Andrew y Edward; sus nietos, entre los que destacan el príncipe William, su hermano el príncipe Harry; su yerno, Timothy Laurence; su sobrino, el conde Snowdon, y su primo, el duque de Gloucester.

Tanto Kate Middleton como Meghan Markle y el resto de la familia llegaron por separado a Westminster Hall, al igual que la reina consorte Camila. Además de coincidir por su vestimenta sobria y elegante, apegada al protocolo, muchas de ellas coinciden en el homenaje a Isabel II a través de las joyas elegidas para la ocasión. Ambas de luto riguroso, como impone la ocasión, las dos han sacados de sus joyeros algunas de las piezas con más significado para ellas, incluidas piezas históricas que pertenecieron a la reina y que ahora han pasado a las siguientes generaciones.

Ellas no han sido las únicas en tener este gesto, también lo ha hicieron la princesa Ana y la reina consorte Camila. Pero, ¿qué llevaron exactamente?

Las joyas de Isabel II

La monarca tenía una colección privada de joyas que superaba las 300 piezas y que incluía, entre otras, 98 broches, 15 anillos y 34 pares de pendientes. De todas, a algunas les tenía un cariño especial, tanto que siempre quiso que la enterraran con ellas. Es el caso de su anillo de boda y unos pendientes de perlas.

El anillo de boda fue un regalo de sus padres, Jorge VI e Isabel, en 1923.

El homenaje a la reina

Kate Middleton hizo homenaje a Isabel II y al mismo tiempo recordó a la princesa Diana. Por una parte llevó un broche de diamantes talla pavé con forma de hoja y tres grandes perlas. Fue un regalo de la soberana que la princesa de Gales lució por primera vez en 2017. Además, llevó los pendientes ‘Collingwood’, unas perlas que pertenecieron a Lady Di.

Las joyas de Meghan Markle fueron mucho más discretas, pero también cargadas de significado. La actriz optó por unos aretes de perlas y diamantes que Isabel II le regaló, siguiendo la tradición, cuando se casó con el príncipe Harry, en junio de 2018. Los lució ese mismo mes, en el único acto oficial en el que estuvo a solas con la soberana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por HELLO! Magazine (@hellomag)

Por otra parte, Camila, la reina consorte llevó un collar de perlas de tres vueltas, uno de los predilectos de Isabel II. Para acompañarlo lució aretes con una gran perla y un broche de diamantes. La princesa Ana despidió a su madre usando la joya más preciada para ella: los pendientes con forma de corazón que le regalaron sus padres difuntos a finales de los años 60.

“Aunque cada uno de nosotros lleva una vida diferente, la experiencia de envejecer y las alegrías y emociones que conlleva nos resultan familiares”.

— Isabel II