Cover-lbeaute-profile-august-2020-hair-issue

Hair Issue — August 2020

7 razones por las que no te está creciendo el pelo

¿Sientes que no te crece el pelo? Identifica las causas para entender por qué no ves resultados tan rápido como esperarías.

 

 

Nos aventuramos a decir que una de las cosas que más feliz hacen a una mujer, es tener el pelo sano, natural y que con crecimiento constante. Por otra parte, una melena quebradiza y dañada casi siempre es sinónimo de preocupación ya que limita la versatilidad de cualquier estilo.

 

 

Primeros pasos

 

Es importante identificar cuál es la problema del pelo. La rotura, por ejemplo, puede estar causada por varias cosas: la falta de humedad, el uso excesivo de productos químicos, las herramientas de calor y algunas otras malas prácticas del cuidado capilar. Por lo general, las texturas que son naturalmente más secas son el pelo chino o extra lacio, ya que ambos pueden presentar inoportunos finales deshilachados o puntas abiertas. Otra cosa que podría estar causando daño es el uso de peinados ajustados y la falta de preparación antes de usar herramientas de secadora o plancha. Sigue leyendo para descubrir otras razones por las que el crecimiento no es tan rápido como esperas.

 

Las razones

 

1. Lo lavas diario.

 

¿Te rehusas a usar acondicionador? El lavado usando este producto, también conocido como «co-lavado», es una forma de limpiar suavemente el peli y reponer las hebras secas al mismo tiempo. Sin embargo, recurrir a esta práctica siete veces a la semana podría estar causando el efecto contrario. Lo recomendable es recurrir a shampoos en crema sin sulfato y tener un dry shampoo para usarlo cuando menos a la semana.

 

 

2. No usas los ‘beauty items’ adecuados

 

La clave está en recurrir a un acondicionador profundo semanalmente con una gorra de plástico en la regadera, usar la secadora o incluso dejarlo durante toda la noche para activar el calor. Otra recomendación de los expertos es ir al salón de belleza para la aplicación de tratamientos de vapor y las mascarillas adecuadas. ¿Otro secreto? Enjuaga usando agua de arroz para detener la eliminación de la humedad y suavizar las cutículas.

 

3. Desenredas cuando está seco

 

Además de que es más complicado lograrlo, lo ideal es hacerlo cuando está mojado y usando acondicionador. Divide tu melena en dos partes y luego en otras cuatro. Desenreda desde la parte inferior, hasta la raíz. Asegúrate de tener las herramientas adecuadas y de aplicar otro producto para reforzar.

 

 

4. Usas una toalla de algodón

 

Una toalla de baño tradicional puede tirar y estirar el pelo, eliminando la humedad. Aunque parezca un mito, lo óptimo es secar usando una camiseta de algodón o una toalla de microfibra.

 

 

5. Recurres diario al calor

 

Intenta evitar el secado y peinado durante unos meses. Si vas a usar herramientas de calor, asegúrate de aplicar un protector de calor y de mantener la temperatura baja para evitar daños adicionales.

 

 

 

6. No proteges las puntas

 

Protege tus bordes
ICYMI, el daño por lo general ocurre en la línea del cabello independientemente de la textura, y es por eso que se llama «cabello de bebé». Es el cabello más fino y suave, pero puede evitar que se rompa manteniendo el cabello suave y humectado.

 

7. No lo cortas lo suficiente

 

Recurrir a un experto cada tres o cuatro meses, te ayudará a mantener una melena sana y cuidada. ¡No tengas miedo a perder lo ganado!