¿Cuál era el aroma favorito de María Antonieta?

La reina María Antonieta se preocupaba por tener una piel perfecta. Además de revelarte cuál era su aroma favorito, te decimos los pasos que componen su rutina y cómo puedes incorporarla a tu rutina diaria.

Sobre la ella

Además de ser una de las mujeres más incomprendidas de la historia, la reina francesa María Antonieta continúa siendo objeto de fascinación para todos, desde historiadores hasta diseñadores de moda. Por lo mismo, se ha narrado su vida en películas, libros, artículos y hemos logrado saber quién fue el genio detrás de sus vestidos de Alta Costura. Pero si nos adentramos más a su vida encontramos extraordinarios secretos de belleza que podemos adoptar hoy en día.

Está claro que se trata de una de las rutinas más lujosas y complejas del siglo XVIII, pero si deseas un cutis y una piel hidratada con olor a rosas -como la de la reina María Antonieta- podrás adaptarla en un plazo de siete días.

Fotografía: IndieWire

Su rutina de belleza

Día 1

Lo primero que María Antonieta hacía era tomar un baño caliente a base de salvado de arroz mezclado con hierbas (puedes incluir un exfoliante para todo el cuerpo). Posteriormente, utilizaba jabón perfumado para intensificar la limpieza y el aroma. Finalmente, se untaba aceite de almendras con el fin de hidratar la piel. Te recomendamos aplicar en las partes resecas un poco de cera, aceite de almendras y agua de rosas antes de dormir. El resultado será una piel suave.

Día 2

El aroma floral era una obsesión para la reina francesa, así que llenaba su habitación con flores y mandaba a hacer perfumes como parte de su ritual de belleza.

Día 3

Para la limpieza de su piel, María Antonieta utilizaba un limpiador especial, un tónico, agua floral y cremas blanqueadoras, que sólo se aplican por la noche.

Día 4

Para iluminar su rostro en habitaciones que carecían de luz, apostaba por bases en tono pálido y rubor intenso para las mejillas. Además, agregaba colores pastel a sus ojos como sombras.

Día 5

Para lucir una piel de porcelana, la alimentación era fundamental, así como la hidratación. La reina se aseguraba de beber la suficiente cantidad de agua.

Día 6

La clave para tener una piel fresca y joven es no utilizar maquillaje todos los días. Deja descansar tu rostro como lo hacía de vez en cuando María Antonieta.

Día 7

Para mantener una apariencia joven, algunas veces se aplicaba cebolla alrededor de los ojos para iluminarlos y bebía un tónico con extractos de oro.

 

Ver también: Así consigues los resultados de un lifting sin cirugía