La limpieza que tu piel necesita

Nuestro cutis necesita desintoxicarse profundamente para descartar las apariciones de imperfecciones en él, y hacerlo superficialmente no será suficiente.

La técnica de double cleansing, es utilizada para eliminar por completo cualquier tipo de bacterias y residuos que se hayan quedado en la piel durante el día. El seguir paso por paso este procedimiento es vital para mantener siempre un cutis perfecto.

1. Eliminar el maquillaje

El primer paso consiste en limpiar el rostro con un aceite o un agua micelar. Comúnmente podemos llegar a pensar que el remover los cosméticos con algún desmaquillante sería suficiente, pero no es así. Estos productos únicamente rompen el color de los cosméticos, pero la fijación y los componentes sigue en la piel. Es necesario utilizar el makeup remover adecuado para tu tipo de piel, con el objetivo de no provocar efectos negativos en el cutis.

Siendo una costumbre adoptada de las coreanas para conseguir una piel intacta y si imperfecciones, se ha vuelto una tendencia en el mundo de la belleza gracias a que todos buscamos un cutis sano, que muestre la mejor versión de nosotras.

Eau Micellaire Douceur Express Water de Lancôme 

2. La profundidad es vital

Una vez sin maquillaje en la piel, es importante limpiar intensamente los poros de la piel para evitar que ahí se queden toxinas y residuos que se producen diariamente. Es importante insistir en las zonas en las que podrían aparecer acné o manchas. Por ejemplo, se puede masajear el rostro insistiendo en la zona T, pómulos y barbilla. Ya que ahí es donde más se producen los puntos negros.

Utiliza un limpiador facial en espuma, para mejores resultados. Ya que este tipo de productos no resecan la piel y la purifican al máximo.

Liquid Facial Soap Type de Clinique 

3. El tiempo y la temperatura son la clave

Normalmente, las personas realizan su rutina de skincare en alrededor de 20 segundos, lo cual no es suficiente. El realizar este proceso por lo menos durante un minuto hará que se note la diferencia en cuestión de días. Por otro lado, es importante no lavar el rostro con agua en altas temperaturas, ya que esto podría ocasionar que la piel se irrite y se reseque, sobre todo si se tiene acné o alguna condición en la piel.

Gracias a los beneficios del double cleansing, el rostro podrá tener de nuevo brillo propio, estar libre de células muertas e incluso estar tonificada. Incluso, en esos días en donde se usó mucho maquillaje y la piel parece resentirlo. Lo sugerido es realizar este proceso una vez terminado el día y antes de dormir, así la piel podrá relajarse e hidratarse con facilidad.

Es recomendable utilizar un hidratante después del proceso, así la piel lucirá mejor que nunca.

No olvides mantener tu piel hidratada y protegida de los rayos UV.

Fotografías: Pinterest