Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

4 ejercicios antienvejecimiento para hacer en casa

Realizar ejercicios de entrenamiento funcional en el cuerpo, tiene grandes beneficios. ¿Por qué no hacer lo mismo con los músculos de la cara? Te compartimos esta rutina diaria de ‘fitness facial’, inspirada en la que hacen las «A-listers» de Hollywood. 

 

Levanta

 

Al igual que el resto del cuerpo, es indispensable realizar una combinación de movimientos que incluyan estiramientos con repeticiones para obtener los mejores resultados. Además de ayudar al flujo sanguíneo, el objetivo es estirar y suavizar ligeramente para liberar la tensión. Trabajar los puntos de presión, aporta más oxígeno a la piel, lo que beneficia a la cara en todos los niveles. Para lograrlo, los expertos recomiendan:

 

  • Colocar los dedos índices sobre la parte superior de las cejas.
  • Levantar las cejas mientras cierras los ojos con fuerza.
  • Contar hasta tres.

 

 

Tonifica

 

Este ejercicio simple es el favorito de los especialistas en volumetría facial ya que al realizarlo, se ocupan todos los músculos de la cara.

 

  • Relaja tus facciones y di en voz alta las vocales A, E, I, O, U.
  • Pon el mayor énfasis posible en decir cada letra para sentir cómo trabajas desde los músculos faciales hasta el pecho.
  • Combina esta práctica con un masaje facial usando aceite o bálsamo para liberar la tensión, reafirmar y drenar.

 

Estimula

 

En prácticamente casi todos los casos, la parte inferior de la cara es lo primero que muestra signos de envejecimiento y flacidez. Para evitarlo:

 

  • Usa los nudillos de los dedos índice y medio para masajear firmemente a lo largo de la línea de la mandíbula (usando un aceite facial). Trabaja desde la barbilla hacia afuera y hacia las orejas.
  • Lleva los nudillos a la esquina de la mandíbula. Luego sube hasta la oreja, para ayudar a levantar. Después de haber bajado suavemente la mandíbula inferior, apoya los codos sobre una superficie plana para descansar los pómulos en las manos.
  • Relaja todo el peso de tu cabeza en las manos y mantén tu mandíbula abierta. Sostén durante diez segundos o más. Repite.

 

 

Estira

 

La tensión en los músculos puede empujar la cara hacia abajo. Para estirarlos:

  • Pon la yema de tu dedo índice dentro de la boca, justo donde las encías se encuentran con el interior de la mejilla.
  • Pasa el dedo hacia la mandíbula para estirar y liberar el músculo que literalmente «carga» la cara.
  • Relaja para disminuir las contracciones.

 

Fotografías: Pinterest.

Sé parte de nuestra comunidad