Dime tu tipo de piel y te diré que mascarilla usar

Cada tipo de cutis tiene necesidades específicas y por eso es imprescindible conocerlo para saber que productos serán los que más beneficios le aporten.

Piel seca

Siendo el tipo de dermis más sensible, puede llegar a verse opaca si no se utilizan las fórmulas correctas. Pierden la hidratación durante el día, y es así que lo ideal es hidratarla de tal manera que la pérdida de nutrientes sea mínima. Las mascarillas con ácido hialurónico, con fibras de celulosa o en gel, son la mejor opción, ya que promueven la retención y el reabastecimiento de células hidratadas en la piel. Puedes optar por aplicarlas antes de dormir, ya que durante este lapso de tiempo es cuando nuestra piel absorbe un mayor número de nutrientes. Elige mascarillas que no contengan parabenos, sulfatos y Ftalatos en su fórmula, además las sheet masks de extractos de té calmarán la piel irritada.

Energie de Vide Overnight Recovery Sleeping Mask de Lancôme .

Dermask Water Jet Vital Hydra Solution de Dr. Jart+

Piel grasa y con impurezas

Teniendo un exceso de producción de lípidos en la dermis -una piel con más brillo y poros visibles-, puede tener brotes constantes de acné. Además de una limpieza profunda, es necesario balancear la grasa producida en el cutis. Las mascarillas ideales son las purificantes y descongestionantes y dentro de estas categorías las arcillas serán el mejor aliado. Éstas ayudan a desinfectar los poros y absorber las toxinas que causan una zona T grasosa. Opta por las que contengan activos hidratantes, que se fusionen con la piel aportando vitaminas. No es recomendable utilizar sheet masks o rubber masks, ya que éstas sólo provocarán una sobreproducción de grasa en el rostro.

Irish Moor Mud Mask de Peter Thomas Roth. 

Hydra Life Pores Away Pink Clay Mask de Dior.

I’m Real Mask Sheet de Tony Moly.

Piel mixta

Siendo una combinación entre piel seca y grasa, el cuidado tiene que ser más específico. Ya que una sola mascarilla no es suficiente. El objetivo es contrarrestar los efectos tan diferentes de cada zona de la piel como T o U. Lo ideal es combinar dos tipos de tratamientos diferentes, purificantes e hidratantes. La técnica multimasking es la mejor opción. Consiste en aplicar dos o más tratamientos al mismo tiempo para atender todas las necesidades de la piel. Opta por los extractos de frutas, ya que son ricos en vitaminas y antioxidantes.

Unbrian Clay Mattifying Mask de Fresh. 

Dragon Fruit Superfruit Mask de Origins. 

Es esencial siempre exfoliar la piel por lo menos una vez a la semana, así agregando esto se puede mejorar la calidad de la piel en cuestión de días. No olvides aplicar una mascarilla cada semana para mantener tu cutis completamente sano.

Fotografías: Pinterest