CAPÍTULO II

En 1957 monsieur Hubert de Givenchy creó un perfume único y especial para su musa Audrey Hepburn. Su nombre, L’Interdit se debe a la contundente respuesta de la actriz cuando el diseñador le preguntó si podía comercializar el afamado perfume, a lo que ella contestó firmemente: «Je vous interdit» (Se lo prohibo). De esta forma surgió la emblemática fragancia prohibida de la casa, misma que después de 51 años se reinventa.

 

 

 

Fotografías: cortesía de la marca.