Categories

Vitamina D para perder grasa: ¿cómo agregarla a tu dieta?

Vitamina D para perder grasa: ¿cómo agregarla a tu dieta?

Vitamina D para perder grasa: ¿cómo agregarla a tu dieta?

le soin noir

Carla Díaz Katsicas

Participa en más de doscientas reacciones de nuestro cuerpo vinculadas al estado de ánimo, la piel, el sistema inmune, además de reducir la formación de nuevas células grasas. Sin embargo existe una carencia generalizada de la misma. ¿Cómo podemos obtenerla con mayor facilidad?

La falta de vitamina D es un tema de conversación recurrente, sobre todo entre mujeres. Es uno de los valores que se suelen medir con frecuencia en muchas revisiones rutinarias y su deficiencia está cada día más marcada. ¿La razón? Su estrecha relación con las funciones básicas del organismo, como el crecimiento y bienestar general, ya que éstas ayudan a que funcione de forma adecuada.

De hecho, se estima que interviene en más de doscientas reacciones de nuestro cuerpo que afectan a diferentes ámbitos: salud cardiovascular, sistema inmune, regulación de las llamadas ‘hormonas de la felicidad’, enfermedades de la piel y hasta en la pérdida de peso. De ahí la importancia de poder encontrar con mayor facilidad esta milagrosa vitamina. 

Hay tres maneras directas de donde se puede obtener: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. El cuerpo es capaz de producirla de manera natural después de la exposición al sol. Pero se debe tener cuidado, ya que el sol en exceso es muy dañino para la piel.

A gran escala, se sabe que la vitamina D tiene un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Pero ésta es mucho más compleja que esto, ya que cumple con otras funciones como:

  • Metabolización de vitaminas liposolubles
  • Regulación hormonal
  • Absorción de calcio
  • Salud ósea

¿Cómo obtenerla?

Es muy importante tener conciencia de los niveles de vitamina D que tienes en el cuerpo, un rango normal es entre los 30 a 100 ng/ml y se puede saber a partir de un perfil hormonal que se obtiene de una prueba de sangre. Algunos indicadores de su deficiencia son: fatiga, depresión, dolor muscular, espasmos, cambio de color en los dientes y pérdida de pelo. Lo más recomendable siempre es ir con un especialista que vea cada caso de manera personal.

En los alimentos

Para prevenir la carencia, es importante consumir pescados grasos como el atún y el salmón, la yema de huevo, el aguacate, la leche o algunos quesos enriquecidos con vitamina D activa – mismos que se pueden encontrar fácilmente en el supermercado–.

La exposición solar

Según expertos, la vitamina D se absorbe en el organismo en más de un 90% a través de la exposición al sol. Por eso es tan necesaria esa recomendación popular de exponer brazos y piernas sin fotoprotector ni cristales de por medio, durante 10 minutos al día.

El uso de suplementos

Hay muchos suplementos en el mercado, la vitamina D proviene del aceite del hígado de pescado y se extrae a través de un proceso de laboratorio.

Aunque no esté comprobado que ayude a perder peso, los niveles correctos de esta vitamina pueden mejorar el impacto de otras actividades que fomenten la pérdida.

 

 

DESCUBRE: Ayuno intermitente: ¿qué es y por qué te da más energía?

Imágenes: L’Beauté x DIOR 2020

En general, las personas pueden satisfacer sus necesidades de vitamina D con 600 a 800 UI por día”.