6 recomendaciones para sentirte mejor

10 recomendaciones para sentirte mejor

le soin noir

Carla Díaz Katsicas

Los pequeños cambios hacen grandes diferencias y estas reglas simples de salud pueden mejorarte la vida ‘post’ vacaciones o después de alguna enfermedad.

Este 2022 tener salud es el máximo lujo y adoptar un enfoque funcional para prevenir problemas en lugar de tratarlos cuando surgen, debe ser una de nuestras prioridades. La forma en que queremos que funcione nuestro cuerpo en el futuro, debe determinar cómo nos comportamos hoy. Se trata de estar en forma, activos y ser conscientes en la vida cotidiana. Por lo tanto, si estás regresando de esas vacaciones que en lugar de relajarte te agotaron más o si te estás recuperando de alguna enfermedad como el Covid-19, comienza hoy con estos cambios que te ayudarán a encontrar el equilibrio.

Toma suplementos.

Hacerlo puede beneficiarte y ayudar en el aumento de la energía, para mejorar el estado de ánimo, la digestión, la recuperación, el sueño e inmunidad. Los expertos recomiendan tomarlos diariamente y realizar estudios que permitan detectar las deficiencias en vitaminas o minerales, para abordarlas correctamente.

Logra un aumento en tu ‘NEAT’.

El NEAT  o Non-exercise activity thermogenesis es el gasto energético diario empleado en cualquier actividad no considerada como ejercicio físico. Es decir, del resto de actividades que realizamos a lo largo del día. Subir la termogénesis es idóneo para el correcto funcionamiento metabolismo y para tener más energía. Esto, pocas palabras, es la cantidad de energía activa que quemamos fuera de nuestras sesiones de ejercicio. Puede ser tan simple como dar un paseo de 10 minutos después de la comida o subir las escaleras en lugar de tomar el elevador.

Dile sí al agua fría.

La terapia en frío es una forma rápida, fácil y efectiva para sentirte mejor. Tiene múltiples beneficios que van desde mejorar el flujo sanguíneo, la liberación de óxido nítrico y reducir la inflamación hasta ayudar con la regulación del apetito, fortalecer el sistema nervioso y mejorar el estado de ánimo. Puede que una ducha fría te resulte un poco impactante al principio, pero tu cuerpo se aclimatará rápidamente. Lo ideal es comenzar con intervalos cortos en los baños de contraste: lleva la temperatura a fría durante 15 segundos para comenzar, y luego aumenta gradualmente a intervalos más largos. Descubrirás que una vez que lo ha hecho durante una semana completa, puedes manejar fácilmente y de manera agradable hasta 45 o 60 segundos en el frío –incluso en el invierno.

LEE MÁS: Guía de meditación para principiantes

Acércate a tus personas de confianza.

Mantener relaciones estrechas es importante para el bienestar mental. Externar cómo te sientes, tus preocupaciones, tu experiencia y lo que haces para lograr enfrentar tus miedos, incertidumbre o cansancio, te hará sentir mejor y podría ayudarle a los demás.

Intenta dormir mejor.

El famoso patrón del sueño es llamado así por una razón. Como cualquier hábito, el exceso o falta de este puede volverse cíclico y tener consecuencias como el cansancio crónico y el reloj biológico –que te hace despertar a la misma hora hasta en fin de semana–. Te damos algunos consejos que te ayudarán a mejorar la calidad del sueño.

LEE MÁS: 10 formas de perder peso en tiempo récord

Antes de dormir

La clave para lograr que la piel descanse es una buena rutina de hidratación y limpieza antes de dormir. Amanecer radiante sí tiene que ver con el tratamiento de noche y por eso es necesario seguir algunos pasos. El primero es remover el maquillaje, la suciedad y las células muertas con limpiador y agua micelar. Después, se recomienda usar un tónico y aplicar un serum, además de una crema de ojos y una hidratante.

Si no puedes dormir.

Lo ideal es recurrir a un ritual de transición como un baño o leer un libro. Dar tiempo antes de dormir, permite que el cerebro se desconecte de la rutina. Otra recomendación de los expertos es apagar el teléfono celular y todos los aparatos electrónicos. Extra tip: ginseng y rodiola para eliminar el estrés, además de aromaterapia utilizando aromas sutiles como menta o lavanda.

Si te levantas en la noche.

Los especialistas aseguran que el momento en el que te despiertas en la madrugada, está relacionado con la actividad de ciertas partes del cuerpo. Por ejemplo, el hígado está activo entre la 1 y las 3 de la mañana, mientras que el intestino trabaja arduamente de las 5 a las 7 am. Para evitar forzar el cuerpo, es necesario revisar los niveles de hierro y otros minerales.

Si te levantas cansado.

Procura hacer ejercicios de respiración profunda para relajar los músculos y tomar un baño con agua tibia.

DESCUBRE: ¿Qué comer después de las fiestas?

Fotos: Natura Bissé SS21 X L’ Beauté.