Ómicron y Flurona, ¿cuáles son sus síntomas?

Ómicron y Flurona, ¿cuáles son sus síntomas?

le soin noir

Macarena Silveti

La última variante de COVID-19 está resultando especialmente contagiosa esta temporada de gripe. Esto es lo que podemos hacer para frenar el contagio.

Desafortunadamente aún nos encontramos en medio de una pandemia y al mismo tiempo en la temporada de gripe. A pesar de que los expertos no están en condiciones de poder predecir con exactitud lo que sucederá en los próximos meses, la forma en que la gente maneje la pandemia COVID-19 podría tener un impacto directo en la propagación y la gravedad de la gripe, es decir, en lo mucho que nos cuidemos y hagamos caso a las indicaciones de salud o prevención. Con la aparición de nuevas variantes como Ómicron o Flurona, es entendible que lleguen muchas preguntas al respecto.

Por lo general, la temporada de gripe comienza en Otoño y en algunos casos termina alrededor de mayo, que son los últimos meses de la Primavera. El marco temporal exacto en el que los casos de gripe comienzan a propagarse, alcanzan su punto máximo y disminuyen puede variar según la región. Lo primero que hay que saber es lo importante que es protegerse y, como en el caso de la pandemia de COVID-19, evitar el contagio a las personas con mayor riesgo. La gripe es común y las tasas más bajas o más altas pueden basarse en medidas de salud pública relacionadas con el COVID-19, lo que hace aún más crucial que sigamos las directrices públicas que ayudan a prevenir su propagación. Por ello es fundamental que sigamos las orientaciones de salud pública y el cumplimiento de principios como el distanciamiento físico, no reunirse en grupos grandes y la higiene de las manos tengan para que de este modo tenga un impacto positivo en las tasas de gripe.

En cuanto a los síntomas de la gripe común que ya muchos conocemos, es conveniente saber que muchos de estos se solapan con los del COVID-19, por lo que es importante hablar al médico si se padece alguno de ellos. Un síntoma distintivo del COVID-19 es la pérdida del gusto y/o del olfato, que normalmente no se produce con la gripe. Sin embargo, con la nueva variante Omicron, no perder el olfato o el gusto puede no ser un indicador útil, ya que no se ha observado como lo fue con las oleadas iniciales de COVID-19. No se puede saber con seguridad si se tiene gripe o COVID-19, a menos que se haga una prueba de laboratorio. Sin embargo, sí existen síntomas en común que enlistamos a continuación.

LEE MÁS: ‘Botox’ en casa, 6 fórmulas para lograrlo

Coronavirus

  • Fiebre
  • Tos
  • Cansancio
  • Pérdida del gusto o el olfato.

Síntomas menos comunes:

  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolores y molestias
  • Diarrea
  • Erupción en la piel o decoloración de los dedos de las manos o pies
  • Ojos rojos o irritados.

Síntomas graves:

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Pérdida del habla o la movilidad, o confusión
  • Dolor en el pecho.

Ómicron

  • Fluido nasal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Fatiga
  • Estornudos

Flurona

Es importante destacar que no es una nueva variante del coronavirus, ni tampoco una mutación de este virus. El fenómeno conocido como flurona a lo que se refiere es a tener ambas infecciones a la vez, en este caso las infecciones causadas por el SARS-CoV-2 y el virus que causa la gripe. Esta combinación se bautizó de esta forma debido a la unión del nombre de los dos virus en inglés: “Flu” y “Coronavirus”. No hay forma de saber si se tienen ambas cosas al mismo tiempo sin hacer pruebas. La clave es que su médico ahora, durante la temporada de gripe, tenga en cuenta ambos virus al hacer las pruebas, si están indicadas.

LEE MÁS: Balmain debuta en la joyería con su colección ‘genderless’

Síntomas:

  • Tos
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolor muscular
  • Los síntomas específicos del COVID incluyen la pérdida del gusto o del olfato
  • En cambio, los de la gripe son más leves como la congestión nasal y dolor de garganta o fiebre.

Dormir bien, alimentarse adecuadamente y hacer ejercicio con regularidad pueden ayudar a mantener fuerte el sistema inmunitario, pero no reemplazan la necesidad de una vacuna contra la gripe ni mitigan la importancia de otras medidas preventivas. Por lo que es sumamente importante vacunarse ya que además de prevenir la gripe, la vacuna puede acortar la duración de la enfermedad. Vacunarse no garantiza que no se vaya a contraer la enfermedad, sin embargo sí ayuda a disminuir los síntomas y evitar que el virus dañe severamente nuestro organismo. El proceso de vacunación contra esta dolencia es un proceso bien estudiado y sabemos que las vacunas contra la gripe son seguras y eficaces. 

Si contraemos la gripe lo mejor es consultar a un médico de confianza. Lo mejor será descansar y evitar ir al trabajo, hacer ejercicio y mantenerse muy hidratado. Será un pretexto para ver esa serie o programa favorito del cual muchas veces no tenemos tiempo de ver.

DESCUBRE: La evolución de L’Oréal Paris por Elisabeth Bouhadana

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por World Health Organization (@who)

Fotografías: Pinterest