Los mejores ejercicios para adelgazar después del verano

Los mejores ejercicios para adelgazar después del verano

le soin noir

Pilar Turu

Entrenamientos que queman calorías, te deshinchan y ayudan a ponerte en forma para la vuelta a la rutina.

Cuidar la alimentación y hacer ejercicio, es el primer mandamiento para estar en forma, pero cuando salimos de vacaciones, lograr mantener este combo perfecto es algo más que un reto… Muchas de nosotras, cuando tenemos un poco de tiempo libre, dejamos en la banca los buenos hábitos como el ejercicio y el sueño; además, entre las comidas y cenas fuera de casa, los antojos, los helados… por mucho que nos hayamos cuidado el resto del año, es casi inevitable no engordar algo y/o sentir más inflamación corporal de lo habitual. 

Pero no hay por qué sentirse mal. Si engordaste 2 o 3 kilos después de tus vacaciones, es sinónimo de desconexión; de que descansaste y te relajaste. Así que acéptalo y no te agobies de más. Lo bueno, es que con un poco de disciplina, si quieres pederlos lo puedes hacer en tiempo récord. En cuanto volvemos a nuestra rutina de comidas y ejercicio físico se pierden esos kilos. 

Es cierto que si quieres perderlos más rápido, tendrás que hacer un poco más de esfuerzo, por lo que te recomendamos que busques un buen profesional que te ayude a diseñar el mejor entrenamiento para lograr tu objetivo; pero si te lo propones y logras superar los primeros días (sin duda, los más difíciles), en cuestión de días te sentirás más y más ligera. Ya sea que vuelvas al gimnasio o crees tu propia rutina, te recomendamos estos ejercicios para adelgazar después del verano.

1. Caminar:

Es uno de los mejores ejercicios para perder peso. Si no eres de hacer mucho deporte, esta es una manera cómoda y fácil de moverte. 30 minutos de caminata enérgica en tu rutina diaria, pueden ayudarte a quemar alrededor de 150 calorías más al día. Además, es un ejercicio de bajo impacto, lo que significa que no estresa las articulaciones.

Te la recomendamos por ser una actividad fácil de incorporar en tu rutina diaria, no requiere material especial ni equipo. Para agregar más pasos a tu día, intenta caminar durante la hora de la comida, al optar por las escaleras en vez del elevador o, si tienes perro, sacándolo más veces a pasear.  Para empezar, intenta caminar durante 30 minutos 3 o 4 veces por semana. ¡Poco a poco aumenta la duración para obtener más beneficios!

2. Remo

Es uno de los ejercicios más eficaces para quemar calorías y adelgazar. Esta actividad, a diferencia del running o el cycling en las que solo se entrena la parte inferior del cuerpo, te ayudará a variar tu rutina de cardio y a quemar calorías; permite activar otras partes del cuerpo a las que a veces no prestamos atención. Además el remo fortalece los músculos de la espalda, algo muy positivo para aquellas que pasamos muchas horas sentadas. Con este entrenamiento, puedes llegar a quemar más de 500 calorías en una hora.

3. Running

Otro entrenamiento que tiene múltiples beneficios y de te ayudará a adelgazar después del verano, es el running.  Tanto trotar como correr son grandes opciones ya que se pueden hacer en cualquier lugar y son fáciles de incorporar en tu rutina semanal. Si no es tu deporte habitual, intenta trotar de 20 a 30 minutos 3 a 4 veces por semana.

Además, te lo recomendamos por salud. Hay estudios que demuestran que correr puede ayudar a quemar la grasa visceral dañina o grasa abdominal; esta grasa envuelve los órganos internos y se ha relacionado con varias enfermedades crónicas como diabetes u otras enfermedades cardiacas.

4. Saltar la cuerda

Otra gran ejercicio para adelgazar, es hacer saltos. Saltar tiene muchos beneficios para la pérdida de peso, la salud y la prevención de enfermedades. Es un ejercicio con el que puedes quemar muchas calorías, por lo que deberías incluirlo en tu entrenamiento tras las vacaciones de verano. Dependiendo del ritmo en que saltes y la intensidad, puedes llegar a quemar entre 300 y 450 calorías en 30 minutos. Otro de sus beneficios, es que puedes realizarlo donde sea, y cuando sea.

5. Nadar

Al nadar, ejercitas los grandes grupos musculares, tonificas y además, es de bajo impacto, por lo que es una gran opción para la recuperación activa y la prevención de lesiones. También es una excelente forma de quemar grasas y calorías. Cada 30 minutos, de natación, una persona de 70 kg puede llegar a quemar 298 calorías nadando de espalda, 372 calorías haciendo brazo, 409 calorías haciendo mariposa y 372 calorías a flote. De cualquier forma, lo mejor es combinar estilos.

Incluso, un estudio de 12 semanas en 24 mujeres de mediana edad encontró que nadar durante 60 minutos 3 veces por semana redujo significativamente la grasa corporal, mejoró la flexibilidad y redujo varios factores de riesgo de enfermedades cardíacas, incluido el colesterol total alto.

6. Ejercicios de fuerza

Los ejercicios de fuerza son esos con los que trabajas todos los grupos musculares de tu cuerpo. Estos te ayudan a fortalecer la musculatura y aumentar la resistencia. Cada vez son más los estudios científicos que demuestran que los entrenamientos controlados de alta intensidad con resistencia, son mucho más eficaces que los aeróbicos, requiriendo menos tiempo y provocando una mayor consumo calórico. Una buena rutina de fuerza puede ser una clase de TRX, en donde se trabajan tanto la fuerza de brazos y piernas, o ejercicios como el remo o la escaladora.

7. ‘Jumping jack’

Al igual que saltar a la cuerda, otro ejercicio cardiovascular que te hace activar todo tu cuerpo y permite quemar calorías en tiempo récord, es el jumping jack. Estos son ejercicios muy completos y con efectividad para mejorar nuestra fuerza y resistencia.  Al practicarlo, usas los principales grupos musculares del cuerpo, facilitas la circulación de la sangre y mejora la función capilar en brazos y piernas. Hazlo para ejercitar todos los grupos musculares. En 30 minutos se puede llegar a quemar más de 300 calorías.