ayuno intermitente

Ayuno intermitente: lo que necesitas saber

ayuno intermitente

Ayuno intermitente: lo que necesitas saber 

le soin noir

María Aurora Macías

Explicamos todo lo relacionado con este régimen alimenticio, sus beneficios y cómo seguirlo de la manera más adecuada posible.

Si bien el ayuno ha sido una parte integral de ciertas culturas durante siglos, principalmente en un contexto religioso como una forma de limpieza al organismo; en los últimos años a resurgido como un tema importante en la medicina, gracias a la gran cantidad de investigaciones científicas que hablan sobre sus beneficios.

Ayunar es algo que hacemos de forma natural, es decir, no comer nada durante un periodo prolongado de tiempo, que sería el lapso que ocurre entre la cena y el desayuno al día siguiente. La única diferencia es que el ayuno intermitente, busca ampliar el rango de horas de no ingesta —únicamente agua, café o té— mientras abre una ventana de horas en las que sí se debe retomar la alimentación.

LEE MÁS: El efecto de los suplementos en mi cuerpo

De esta forma el ayuno intermitente permite mantener una alimentación normal, en los horarios establecidos, pero se recomienda optar por alimentos saludables que realmente nutran al cuerpo, para gozar de sus beneficios de la manera más plena posible.

Entre los múltiples beneficios encontrados están:

  • La disminución de probabilidad de desarrollar la enfermedad arterial coronaria y diabetes tipo 2. 
  • Mejorar la sensibilidad hacia la insulina.
  • Ayudar con la presión sanguínea.
  • Reducir la grasa corporal.
  • Contribuir a una microbiota intestinal más sana. 
  • Combatir el estrés oxidativo.

LEE MÁS: Las cuentas de bienestar y belleza en Instagram (que no conocías)

beneficios

Recurrimos a la Nutrióloga Viviana Mejia, que comparte con L’Beauté sus mejores tips para llevar un ayuno intermitente de la manera más sana posible.

Mi primer consejo sería: “el ayuno de 12 horas es para todos” seas joven, adulto, mujer u hombre es necesario dejar descansar al sistema gastrointestinal mínimo 12 horas de la última comida a la primera del día, con este tiempo se asegurará una mejor digestión, un sueño más reparador y un descanso real.

El ayuno más común es el de 16:8 en la cuales se ayuna 16 horas —de preferencia en la noche— así se incluyen las horas de sueño más unas extra, y se come las siguientes ocho. Se debe tomar en cuenta que no se trata de comer comida chatarra, lo ideal es tener una alimentación balanceada, completa y con vitaminas y nutrimentos reales para estar bien alimentado durante esas horas.

Es indispensable estar bien hidratado en las horas de ayuno, para que el cuerpo pueda limpiarse y desinflamarse en este tiempo. Las bebidas que entran en el horario de ayuno son las que no aportan calorías ni encienden la insulina, es decir, no son dulces ni están endulzadas químicamente. Es importante tener en cuenta que un suplemento de gomita o de polvo que sea dulce podría romper el ayuno. Por lo tanto las bebidas permitidas son agua natural, infusiones de hierbas, raíces y flores o café negro. 

Las mujeres comúnmente son más sensibles al ayuno prolongado ya que es muy común que sean afectadas por desbalances hormonales causados por estrés (cortisol), glucosa, ejercicio, sueño entre otros; es por eso que recomendaría hacer un ayuno de 14 horas y si no hay desbalances ni problemas hormonales, considerar 16 horas eventualmente. Todos los consejos se deben de realizar individualmente ya que ningún cuerpo es igual a otro. 

Es fundamental consultar al doctor o Nutriólogo si se quiere empezar algún nuevo hábito de ayuno intermitente.

DESCUBRE: 8 tés que reducen la inflamación

Fotografías: Pinterest.