Los beneficios del aceite de oliva

Los beneficios del aceite de oliva

le soin noir

Mary Lizbeth Perez Guadarrama

Si ya usas este ingrediente en la cocina, lo único que necesitas es sumarlo a tu rutina de belleza.

Los beneficios que aporta el aceite de oliva a la piel y a la melena lo convierten en un ingrediente mágico. Además de darle un sabor espectacular a tus deliciosas ensaladas o a tu desayuno, mejora la salud cardiovascular y reduce el riesgo de padecer alguna enfermedad crónica.

Si pruebas y te llevas la botella a tu tocador, te darás cuenta que es un producto multiuso que hidrata, alisa, suaviza e ilumina todo lo que toca. Aunque algunos especialistas desaconsejan expandirlo directamente sobre el rostro ya que podría bloquear los poros, principalmente en el caso de pieles grasas o con tendencia acneica. De igual manera lo podemos usar en el cabello y en el resto del cuerpo, por eso  es importante que sigas leyendo, para que conozcas cuáles son los beneficios  que puedes aplicar en tu rutina de belleza.

1. Desmaquillante.

Las grasas del aceite de oliva se adhieren al makeup (sobre todo a la máscara de pestañas y el eyeliner) y lo descomponen, haciendo más fácil su eliminación. Para las veces que te has quedado sin desmaquillante o buscas una alternativa neutral, el aceite de oliva va eliminar todos los restos de makeup sin secar ni irritar, para obtener unos resultados óptimos, después de que apliques un limpiador en gel o en espuma de base, para así mismo garantizar una limpieza profunda.

2. Hidratante para tu melena.

Para hidratar el cabello teñido, seco o dañado, va bien aplicarse un tratamiento de aceite de oliva, que contiene además vitamina E, que es un potente proyecto lipídico. Lo que hace es formar una capa sobre el cabello que ayuda a reducir la fricción a la vez que le aporta brillo y fuerza.

3. Exfoliante de labios.

El aceite de oliva tiene una acción emoliente penetrando en la delicada piel de los labios, hidratándose desde dentro, pero a la vez se asienta en la superficie previniendo que sigan agrietándose. Si vas a pintarlos, prueba a frotarlos primero con una mezcla de aceite de oliva y azúcar para dejarlos perfectamente exfoliados y preparados para tu labial favorito.

4. Limpiador de brochas.

Como lo mencionamos anteriormente, el aceite es capaz de emulsionar el maquillaje sobre la cara, también disuelve los residuos que se acumulan en las brochas. Para eso mezcla agua tibia, jabón y aceite de oliva, sumerge las brochas en ella y verás cómo disuelve cualquier resto de maquillaje, ya lleve base acuosa o de aceite (como los restos de base o de bronceador líquido). 

5. Suavizante en las uñas y en la cutícula.

Agrega el aceite a tu set de manicure en casa, porque además de hidratar y favorecer el crecimiento de las uñas, evita que las cutículas se quiebren o se desgasten. Lo que se recomienda primeramente: sumerge los dedos en una mezcla de agua y vinagre de manzana para purificar y desinfectar, luego masajea cada uña con un poco de aceite de oliva, esto te servirá para hidratar y fortalecer tu manicure.

Por último, al ser un emoliente con propiedades oclusivas, el aceite de oliva funcionará mejor cuando la humedad máxima se selle en la piel, que suele ser el último paso de tu rutina (durante el día, antes del protector solar). Puedes usarlo antes o mezclarlo con tu crema hidratante y como ocurre con todas las cremas hidratantes, el mejor momento para aplicar el aceite de oliva es cuando tu piel aún está ligeramente húmeda por la ducha o el baño. Incluso es preferible hacerlo por la noche, para que actúe tranquilamente en tu piel, después de retirar el maquillaje y evitar la sensación de grasa que nos acompaña durante el día. 

Fotografías por: Pinterest.