Cover-lbeaute-profile-september-2020-too-faced

September 2020

Sisleÿa La Cure: el primer tratamiento inspirado en el Premio Nobel de Medicina

Sisleÿa La Cure: el primer tratamiento de skincare inspirado en el Premio Nobel de Medicina

rayita

 Sisley lanza la línea Sisleÿa La Cure basada en el Premio Nobel de Medicina otorgado en 2016, creando un tratamiento capaz de reactivar la energía vital de las células en cuatro semanas.

Isabel Carus

La piel es un órgano capaz de regenerarse cada mes gracias a la energía que circula en sus células, sin embargo esta se consume diariamente. La energía permite que las células se protejan, se adapten, corrijan sus disfunciones internas y se detoxifiquen. Este es el tesoro más preciado para preservar y exaltar la belleza, la luminosidad y la juventud de la piel.

Como están sujetas a las leyes de variación, las células, a través de los años o de “momentos de vida” intensos (estrés, agresiones ambientales, desequilibrios hormonales…) pierden sus facultades para regenerarse y recargarse. Por tanto, su funcionamiento no es óptimo y poco a poco, sus mecanismos vitales se alteran. La dermis carente de energía vital envejece más rápido, se marca y pierde su luminosidad natural.

La Investigación Sisley ofrece hoy una respuesta avanzada para actuar en el origen de la juventud de la piel. Inspirado en un descubrimiento médico importante (Premio Nobel 2016), Sisleÿa La Cure es un programa de cuatro semanas que relanza uno a uno los mecanismos celulares fundamentales.

LEE MÁS: Maneras de relajarte durante la cuarentena

¿Cómo funciona?

Sisleÿa La Cure es un tratamiento de cuatro semanas que permite reactivar la energía vital, para combatir mejor que nunca su envejecimiento. Cada uno de los cuatro frascos de la cura desbloquea semana tras semana los mecanismos que permiten que la piel se renueve y se regenere.

Los objetivos son:

1. Producir la energía necesaria: las mitocondrias cumplen un rol fundamental responsables del buen funcionamiento de las células y permiten que se regeneren al aportar la energía que necesaria. Sin embargo el estrés y la edad pueden deteriorarlas, provocan la disminución de la producción de energía vital de la célula.

2. Transportar y hacer circular la energía: al ser estructuras dinámicas, las mitocondrias interactúan entre sí para llevar correctamente la energía vital al corazón de la célula.

3. Detoxificar y reciclar: eliminando los elementos defectuosos.

LEE MÁS: Revive tus manos después del lavado constante y el gel antibacterial

«Fueron necesarios 10 años de investigación para que Sisley creara en 1999 el primer tratamiento antiedad global del mercado: Sisleÿa Global Anti-Âge.»

Sus ingredientes

Para rearmonizar el ciclo vital de las células, se han integrado en la fórmula:

– El extracto de Acacia de Constantinopla optimiza la producción de energía en las células y reparara la dermis de los daños causados por el cansancio celular.

– La esencia de Lindera ayuda a la resincronización de los biorritmos cutáneos y permitir que el metabolismo celular recobre un ritmo de actividad perfecto, el de una piel más joven.

– El complejo proteico de Soja y Levadura contribuye al mantenimiento de la integridad del ADN celular frente al estrés y prolongar la vitalidad de las células y su esperanza de vida.

– El extracto concentrado de Centella asiatica completa la fórmula ofreciendo todo su poder de regeneración a todas las capas de la piel.

DESCUBRE: 5 rituales que puedes hacer esta cuarentena

¿Cómo aplicarlo en casa?

La Cure debe acompañarse de gestos que se repiten por la mañana y la noche durante las 4 semanas, a fin de optimizar el efecto de la cura.

Colocar ocho dosis de producto en la palma de la mano y distribuirlo sobre ambas manos, presionándolas entre sí.

1. EXPERIMENTAR: Colocar las manos delante de la nariz e inspirar profundamente para relajarse, liberar la mente y beneficiarse de las notas aromáticas del tratamiento.

rayita

2. SUAVIZAR: Presionar simultáneamente ambas mejillas con las manos, después la frente y el mentón, y finalmente el cuello para repartir el producto.

Hacer que se absorba con movimientos alisadores, del centro a los lados del rostro.

rayita

3. ESTIMULAR: Continuar realizando movimientos ascendentes con las falanges, siempre hacia el exterior. Terminar alisando intensamente el cuello hacia el exterior. • Después, dar toquecitos en todo el rostro de manera dinámica.

4. RELAJAR: Con las manos estiradas sobre la cara, dejar caer el peso de la cabeza sobre ellas para intensificar la relajación y el bienestar

rayita

Fotografías: Cortesía de la marca.